#LoÚltimo
Atentos: 100 % listo plan de pago digital para servicios públicos | "Sé que la expresión es fuerte pero hizo reflexionar a muchos": Maduro sobre lavar pocetas en Miami | Full fotos: Este jueves se inauguró la Expo Venezuela Potencia 2018 | "Estoy concentrado en la solución a corto, mediano y largo plazo": Maduro sobre problemas económicos | Concluyó auditoría de datos de electores en máquinas de votación para el 20-M (+CNE) | Presidente Maduro presentó la imagen del petro-oro (+Video) | Video-campaña: Mire cómo Henri Falcón lanza sardinas a sus seguidores | Iba en una Grand Cherokee: Atrapan en La Guaria a sendo malandro solicitado por Interpol | ¿Será el árbitro de fútbol? Nombre José Argote está entre cuentas bloqueadas por venta de billetes | Fotos-tensión: Así fue el encuentro de Pompeo y Kim Jong-Un a principios de abril en Corea del Norte | Imagen de Intercash: ¿Norkis Batista promovía casas de cambio ilegales? | "No se van a suspender las elecciones": Henri Falcón a la MUD | ONG y abogados opositores manipulan a migrantes en Trinidad para que se declaren perseguidos | Anuncio: Ahora el Dicom vendrá reforzado | "Cientos de casos": Periodista paraguayo denunció irregularidades en proceso electoral presidencial | La cifra: Primera preventa del Petro cerró por 3 mil 338 millones de dólares | "Tergiversación": Primer ministro de Trinidad y Tobago habló sobre caso de venezolanos repatriados | Caso venezolanos repatriados: Audio bomba revela montaje de violación de DDHH (+Foto) | Lo último: Juez Moro está incapacitado por la Corte Suprema de Brasil para procesar a Lula | Más leña al fuego: Alicia Machado hizo rara oferta a Julián Gil y Marjorie de Sousa sobre su hijo | ¿Por qué murió el DJ Aviici? La familia habla de búsqueda de "paz" y "equilibrio" (+Comunicado) | “Estamos del lado correcto de la historia”: Carta de Lula al Movimiento de Trabajadores Rurales |
Grave: EE.UU. bombardeó hospital de Médicos Sin Fronteras en Kunduz "porque se ocultaban" talibanes
sábado, 3 de octubre 2015
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

hospital-de-MSF-en-Kunduz-C.jpg

Las fuerzas aéreas de Estados Unidos bombardearon hoy un hospital de Médicos Sin Fronteras (MSF) en la ciudad de Kunduz (norte) porque, según justificó el Gobierno afgano, en él se ocultaba un grupo de talibán, lo que provocó la muerte de al menos nueve miembros de la ONG y una decena de "terroristas".

 

"Fue terrible ver la pérdida de vidas de médicos de MSF (por el bombardeo), pero lamentablemente los terroristas decidieron ocultarse en el hospital", afirmó el portavoz del Ministerio del Interior afgano, Seddiq Seddiqi, en una rueda de prensa en Kabul, citó Efe.

 

El hospital, el único con servicios de traumatología y cirugía en toda la región y en el que trabajaban 80 miembros de MSF, atendía a un centenar de pacientes en el momento del bombardeo que dejó "parcialmente destruido" el recinto, según la ONG.

 

Las imágenes difundidas tras el ataque mostraban parte del austero centro sanitario de planta baja calcinado por las llamas, mientras los supervivientes se amontonaban en las zonas que no habían sido dañadas.

 

"El bombardeo continuó durante más de 30 minutos después de que las autoridades militares estadounidenses y afganas fueran informadas en Kabul y Washington", denunció MSF, que aclaró que todas las partes en conflicto conocían sus coordenadas exactas.

 

El portavoz del Ministerio del Interior insistió durante su comparecencia en que fue el hecho de que "entre 10 y 15 terroristas se ocultaran en el hospital", lo que les llevó a bombardear el recinto, en el que murieron "todos los terroristas".

 

También fallecieron, según MSF, nueve miembros de su personal y otras 37 personas resultaron heridas, y señalaron que el número de víctimas podía aumentar con el paso de las horas.

 

El portavoz de las tropas estadounidenses en Afganistán, el coronel Brian Tribus, evitó reconocer abiertamente la autoría del ataque, al señalar tan solo que un bombardeo de Estados Unidos en Kunduz podía "haber producido daño colateral a una instalación médica cercana".

 

Sin embargo el Gobierno afgano, a través de su Ministerio de Salud, confirmó horas después de manera rotunda que el hospital de MSF había quedado "destruido casi en su totalidad por el fuego generado tras el bombardeo de Estados Unidos".

 

El portavoz de los talibán, Zabihullah Mujahid, condenó "el crimen", y negó por su parte que en el momento del ataque hubiera insurgentes en el centro sanitario, "ya que la situación de conflicto no permite (a sus) guerreros ser hospitalizados en él".

 

Mujahid acusó a la agencia de inteligencia afgana de haber proporcionado información falsa a Estados Unidos para bombardear el hospital en Kunduz, lo que provocó que "médicos, enfermeras y pacientes fueran martirizados y heridos", criticó.

 

El bombardeo se produjo en el marco de la toma de Kunduz el pasado lunes por los talibán, la victoria más importante de los insurgentes desde que fueron sacados del poder en 2001, y la posterior reconquista el jueves de la ciudad por parte de las tropas afganas, con apoyo aéreo estadounidense.

 

Sin embargo, desde entonces los enfrentamientos continúan en la ciudad, donde aún los dos bandos se disputan los distintos sectores.

 

Según informó el Ministerio de Defensa afgano, esta noche al menos 90 talibán murieron en choques con las tropas afganas y estadounidenses en Kunduz, y concretó que los enfrentamientos todavía prosiguen en el extrarradio de la ciudad.

 

Un portavoz de la Policía de Kunduz, Sayed Sarwar Hussaini, explicó que la operación militar contra los talibán se complica cuando estos se ocultan en áreas residenciales.

 

"Esta mañana, tras un breve tiroteo, detuvimos en una casa a seis talibán (...) Todos eran menores de edad", denunció Hussaini.

 

La OTAN, que como parte de la misión Apoyo Decidido cuenta con alrededor de 4.000 militares en tareas de asistencia y capacitación, también ha participado en la campaña en apoyo sobre el terreno a las tropas afganas.

 

Estados Unidos mantiene una misión de combate en el país con una dotación de 9.800 soldados que tiene previsto permanecer en Afganistán hasta final del año.

 

(EFE)