#LoÚltimo
Humor: Los memes tras la penosa caída de Neymar para conseguir un penalti | Le interesa: Límite de tarjetas de crédito subió a Bs 144 millones (+UT) | Revienta bolsillos: El precio de 24 pañales supera los 11 millones de bolívares | Iban con destino a Holanda: Hallan 14 camisetas de fútbol de Colombia con cocaína (+Foto) | Fotos: Localizada pista clandestina de aterrizaje en el estado Zulia (+Tráfico de drogas) | Video: Este gol en el minuto 97 dio la victoria a Brasil 2-0 y dejó eliminada a Costa Rica | Video: La loca reacción del DT de Brasil cuando su selección anotó el gol ante Costa Rica | Esta farmacia pretendía vender medicinas vencidas y sin registro sanitario provenientes de Colombia | Pago de Remesas ilegales: 309 cuentas bloqueadas y 551 órdenes de captura (+Saab) | Videos y foto: Así lloró Neymar tras el triunfo de Brasil 2-0 ante Costa Rica | Meten presos a 2 hombres por tragedia del Club Los Cotorros | El gol de Coutihno que puso 1-0 el partido de Brasil-Costa Rica (+Video) | Mosca con este medicamento: empresa dice que no lo fabricó y denuncia distribución ilícita | Fiscal Saab: Hay 16 detenidos por incumplimiento de contrato y reventa de productos | Pendiente: Plan Chamba tomará rango constitucional como Gran Misión | Canciller Arreaza recibió Copias de Estilo del embajador de Arabia Saudita | Por compra y venta ilegal de dólares: Ya van más de 2 mil cuentas bancarias bloqueadas (+Saab) | Brasil y Costa Rica abren el mundial este viernes en busca de la primera victoria | Ministro del Trabajo: Decreto del salario mínimo entra en vigencia a partir del 15 de Junio | Horror: Sujeto hacía pasar carne de perro como de res y lo atraparon en Puerto La Cruz (+Foto) | Imagen: Así va la tabla de goleadores del Mundial de Rusia 2018 | Lea las portadas de este viernes 22 de Junio de 2018 |
Petróleo, precios y presupuesto: Decir la cruda verdad es la mejor decisión
sábado, 13 de diciembre 2014
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

CRUDA-VERDAD-C.jpg

Decir la cruda verdad es la mejor decisión.- El presidente Maduro ha alertado expresamente acerca del declinante precio del petróleo en varias de sus comparecencias públicas recientes. Lo ha hecho al menos dos veces en los últimos días: una vez soltó que el barril venezolano había cerrado en 60 dólares, y al día siguiente, en 58. Dentro de lo malas que son esas noticias, es una señal alentadora que el jefe de Estado esté dando estos campanazos, la cruda verdad sobre nuestro crudo. Lo es porque una baja tan marcada en el precio del petróleo, en el caso de un país como Venezuela, resulta algo parecido a una enfermedad grave, y ya se sabe que el primer paso para procurar la curación de uno de esos males es asumir la verdad.

 

Claro que todavía falta camino por recorrer: es necesario dar un paso más en la ruta de la sinceridad y decirle a la gente que sí, que el boquete en los ingresos petroleros causará en lo inmediato muchas dificultades, obligará a reducir gastos (y no solo los suntuarios, eso es una ingenuidad), disminuirá el ritmo de muchas obras públicas e impactará, de una forma o de otra, en la vida cotidiana de todos.

 

Es un paso difícil de dar, especialmente porque el presidente Maduro ha hecho afirmaciones muy contundentes en sentido contrario. Ha dicho, ni más ni menos, que pase lo que pase con el petróleo, la inversión social mantendrá sus mismos niveles. Han sido declaraciones con las mejores intenciones, aunque obviamente voluntaristas y fantasiosas, pues es más que claro que los programas sociales que desarrolla el Gobierno en materia de salud, educación, vivienda, alimentación, distribución de electrodomésticos y cultura, entre otros, tienen unos costos muy elevados y dependen en grado extremo de la renta petrolera.

 

Al hacer esa especie de juramento de amor apasionado, el presidente se saboteó a sí mismo porque con semejante certeza, en lugar de prepararse para la tempestad, muchos venezolanos resolvieron dejar de angustiarse por un oscuro mañana, y seguir la rumba del consumismo desbocado y mantener en la mente –individual y colectiva- la idea de pedirle todo al Estado benefactor.

 

Un amigo con quien compartí este comentario me hizo la siguiente observación: el presidente Maduro, al decir que la inversión social no se verá afectada por la caída de los precios del petróleo, emuló al Comandante Chávez, quien dijo lo mismo en una oportunidad análoga. Según el punto de vista de este amigo, el hecho de que el Comandante lo haya dicho le otorga categoría de verdad política. Sin embargo, un análisis un poco más cuidadoso de la historia reciente permite asegurar que, objetivamente hablando, la depresión del mercado petrolero generada por la crisis del sistema capitalista en 2008 sí afectó la obra de gobierno de Chávez en todas sus facetas y si no hizo estragos en su popularidad fue por el carácter excepcional de su liderazgo y porque luego sobrevino una notoria recuperación del mercado de hidrocarburos.

 

La decisión del presidente Maduro de exponer ante el país, sin anestesia, la debacle del principal (único, en rigor) producto de exportación venezolano es una oportunidad para avanzar hacia lo que siempre ha sido un objetivo estratégico de la Revolución: superar la etapa rentista y clientelar, para emprender la ruta del desarrollo endógeno, y de una sociedad productiva y consciente.  Si los duros tiempos que se avecinan sirven para eso, la caída en los precios del petróleo no será una tragedia nacional, sino la crisis económica más productiva de nuestra historia. Ojalá que la luz del Plan de la Patria nos ilumine.

 

(Clodovaldo Hernández / clodoher@gmail.com)