#LoÚltimo
Comando Simón Bolívar solicitará al CNE reunión con medios públicos y privados (+Rodríguez) | Querían llegar a España: Mueren cinco personas tratando de cruzar el Mediterráneo | Vigilante encontró un feto de 6 meses dentro de un pote de mantequilla en un mercado (+Anzoátegui) | Pasó en México: Policías atacaron convoy de funcionarios que trasladaba a secuestrador para soltarlo | Piñate respondió a la Conferencia Episcopal: Las elecciones se mantienen el 20 de mayo | Iba en una Grand Cherokee: Atrapan en La Guaria a sendo malandro solicitado por Interpol | Por esta razón la ONU no enviará misión de observadores para las elecciones del 20M (+Arreaza) | “Pregunten a medios privados si han sido sometidos para que no cubran campaña de Falcón": Rodríguez | Imagen: Esto es lo que cuestan 10 pastillas de Teragrip | La Foto: Tintori junto a Cifuentes, quien robó unas cremas antiarrugas y falsificó firmas | Llamado opositor a no votar es un error: Henri Falcón sobre comicios presidenciales | Ronald Acuña Jr y Félix Hernández los más destacados en las mayores este miércoles | Video y fotos: Monagas consiguió su primer triunfo en la historia de la Libertadores (+Sporting) | Candidato Maduro ha respetado Acuerdo de Garantías Electorales suscrito en el CNE: Jorge Rodríguez | Dolarización del país es absolutamente inconstitucional: Constituyente Piñate a propuesta de Falcón | Atención: Hasta el 31 de mayo hay plazo para declarar y pagar el Islr | En foto: Este es el nuevo precio de 3 juguitos de cajita | Las 5 "intervenciones humanitarias" de EEUU que terminaron en desgracia | Fotos: Lo que escribió el capitán Escalona por la muerte de Levy Rosell | Intercash, RapidCambio y AirTM: El fin de las remesas ilegales de estas 3 casas de cambio | “Banesco dirige toda la desestabilización del cono monetario”: Diosdado Cabello | Con los ganchos puestos 14 choros que robaron una licorería (+Zulia) |
"soy paria y Cristina es mi amor": el artículo sobre la dignidad, los Kirchner y el feminismo
sábado, 21 de mayo 2016
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

chica-agua-c.jpg

No soy feminista, ni roja, ni de izquierda, ni revolucionaria. Sé muy bien a dónde pertenezco: soy paria y  Cristina es mi amor. Como lo es Mercedes Sosa, Dilma, Evita y la Violetona  Parra. 

 

Y como articulista gritar este amor a los cuatro vientos me ha valido censuras. Me han acusado en más de una ocasión de ser mercenaria, de vivir en Estados Unidos con dinero que me envían Cristina y Dilma para que escriba sobre ellas. ¡Válgame! Las mujeres ni saben que existo, pues… Y ni que yo fuera una articulista leída mundialmente, (la verdad es la verdad) con gran peso en las plataformas comunicacionales y que moviera masas con solo un tronar de dedos, como sucede con otros.  Sé muy en dónde estoy parada. 

 

Y lo digo con claridad: Cristina, mi amor. Aunque ella es el amor de miles, como lo sigue siendo Evita. Ya perdí la cuenta de cuántos medios me han censurado por escribir sobre ellas, sobre los logros de sus gobiernos y sobre la violencia de género que han vivido. Me han llamado fanática y desvalorizan mis opiniones por no tener un título universitario o el mote de intelectual que las respalde. No los necesito: yo hablo desde el corazón, desde la sangre. No necesito recurrir al alarde de ilustrada  para recibir aplausos y agradar: mi expresión existe por sí misma, sin cuñas. Como existimos los nadies y los parias. 

 

El patriarcado no acepta que una mujer admire a otra, y mucho menos que lo diga públicamente tan quitada de la pena,  nos quiere ver divididas, odiándonos, peleándonos,  para que no nos desarrollemos  y nos fortalezcamos como género. Para que siempre estemos en las sombras, atrás, a pasos cansados, con el yugo de ser invisibles y sumisas y envidiosas. Sin derechos, sin equidad, sin igualdad social. 

 

El amor no se esconde, tampoco el agradecimiento.  No soy imparcial, no puedo ser imparcial ante la injusticia y no puedo pretender no ver los logros del gobierno de Cristina y la sonrisa y alegría que dio a los descamisados de Evita cuando los nombró y les devolvió sus derechos. Cuando peleó por ellos contra el capital internacional, cuando les brindó comida, techo y educación. Salud y beneficios laborales. Herramientas para un desarrollo integral. 

 

No puedo mantenerme a distancia y no agradecer el Matrimonio Igualitario. La educación pública. No tengo los ojos cerrados, nos quedó debiendo el derecho al aborto. Era ella, tenía que ser ella quien lo diera, pero no fue. Deuda con las mujeres argentinas. No todo es perfecto y no todo es como debería ser. Aún así, su gobierno es intachable, y las pruebas  y el tiempo lo confirman. 

 

Nunca reprimió en su gobierno marchas de ideologías distintas. Los dejó ser, respaldó la libertad de expresión así  esta fuera para insultarla y denigrarla como mujer. No enjuició a ningún medio por la violencia de género que vivió constantemente cuando sacaban en portadas de periódicos y revistas fotografías suyas con  improperios que llamaban a la violencia de género y al feminicidio. 

 

No, no es fanatismo, es amor y el amor fluye, el amor se expande, florece. A Cristina somos millones las que la amamos alrededor del mundo. Sí, millones.

 

Porque admiramos y aplaudimos su capacidad, su inteligencia, sus osadía,  su entrega. Su coraje y su temple. La forma en la que ha dignificado a todo un pueblo. A Generaciones, Cristina es atemporal como lo es Evita. Ni la muerte podrá con ellas. 

 

Tan atemporal y tan amada que ese mismo pueblo que la llevó a la presidencia la fue a despedir el último día de su mandato, y la fue a recibir el día que volvió a Buenos Aires a hacer florecer las quimeras. 

 

Tiempos difíciles se viven en la región, y Cristina sigue brillando: entera, capaz, insobornable, indestructible. ¿Por qué? Porque es mujer, y las mujeres hemos demostrado a través de la historia de qué estamos hechas. 

 

Cristina ha encausado a miles de mujeres alrededor del mundo, con su sola presencia. Con su palabra transparente, con su sentir y con su acción política que ha dejado plasmada en la historia  su lealtad a los parias. Su gobierno fue populista, claro que sí, fue populista porque fue el pueblo el que la votó y para ese pueblo gobernó, no para oligarquías vende patrias.

 

Cristina nunca se fue, siempre ha estado con los nadies,  y los nadie estamos con ella. 

 

Y como paria que soy, que ha sido testigo de los beneficios de su gobierno para con los míos, la nombro y grito a los cuatro vientos que es mi amor. Para que no quede duda alguna. 

 

Cristina, mi amor.

 

(Por: Ilka Oliva Corado / Blog: cronicasdeunainquilina.com)