#LoÚltimo
"Se proyecta hacia el futuro la histórica Revolución Cubana": Arreaza sobre elección de Díaz Canel | Se robaban las vacunas para venderlas: Detuvieron a esta banda de enfermeras en Los Teques (+Fotos) | ¿Por qué no termina de arrancar la Misión Vivienda Obrera?: Hermano "Maita” | México: Asesinan a puñaladas a un sacerdote dentro de su propia iglesia (+Sucesos) | "El reto más importante de la oposición sigue siendo el mismo: Cómo lograr unidad real" (+LVL) | "Eres un bichito”: El mensaje subido de tono de Franklin Vírgüez a Maikel Moreno (+TSJ) | ¿Cuál es el smartphone que le da más beneficios? Esta es la lista de los 10 más importantes | Con este comunicado Maduro felicita a Miguel Díaz-Canel: nuevo presidente de Cuba | “No cambiaremos nuestra política internacional": Las primeras palabras del nuevo presidente de Cuba | Rusia: "La política de EEUU hacia Venezuela es muy destructiva e irracional" | Por traición a la patria y terrorismo: Solicitan acciones judiciales contra junta directiva de la AN | Buscan ampliar derechos de personas con discapacidad: Proyecto ya está en la ANC | Una joya en Caracas: El Teatro Teresa Carreño cumple 35 años de su fundación (+Historia) | Video: Empleados llamaron a la policía cuando clientes morenos se negaron salir del café (+EEUU) | CNE y Grupo de Alto Nivel celebraron reunión de seguimiento al Acuerdo de Garantías Electorales | Pasó en Maracaibo: Matan a golpes a un hombre y su cadáver apareció debajo de un puente (+Detenidos) | Barranquilla 2018: Estos son los rivales y fechas de los próximos juegos de la Vinotinto femenina | ¿Desertaron? Esta es toda la verdad de los 3 atletas de la selección Nacional de Rugby (+Paraguay) | Foto: Capturan a tremendo capo colombiano de la cocaína y su compinche (+Explosivos) | Pendiente Vargas: Estos son los sectores sin agua por avería en Oricao (+Lista) | Esto dijo la Unión Europea sobre normalización de relaciones diplomáticas entre Venezuela y España | Nos mantenemos en pie de lucha ante pretensiones imperialistas: Maduro sobre el 19A |
Bachacos matavotos: El artículo de Britto García a los políticos en el único lenguaje que entienden
domingo, 12 de junio 2016
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

 

cuadro-naklasdna.jpg

Le habla uno a los políticos de salvar soberanía, socialismo o integración latinoamericana, y es como si oyeran llover.


Hay que hablarles de votos, el único lenguaje que entienden, pero que quizá no terminan de comprender.


¿Cuántos votos cuesta cada producto subsidiado que el gobierno con gran sacrificio pone en el mercado a precio solidario y el bachaco caníbal revende o exporta a diez o veinte veces su valor?


Supongamos que un voto, aunque un envase de leche regulado a 70 bolívares y revendido a 2.000 bien pudiera costar todos los de una familia extensa.


¿Cuántos productos acapara diariamente un bachaquero, impidiendo que puedan llegar al pueblo, al cual están destinados?


Digamos conservadoramente que diez, aunque hay bachacos artesanales que salen de cada cola con paquetes más grandes que ellos.

 


¿Cuántos son los bachacos?


Ninguna cifra oficial los cuantifica: sabemos que hay megabachacos que desaparecen 60.000 millones de dólares preferenciales, bachacos medios con gandolas que exportan gasolina y galpones donde se pudren millones de huevos, y bachaquera de hormiguero que expulsa a golpes a cuanto ciudadano intenta entrar en las colas que ellos fabrican. Una encuesta informal nos lleva a redondear una cifra de 300.000.


¿Cuál es su calendario laboral?


Con márgenes de beneficio que superan de lejos los del narcotráfico, bachaco no descansa: destruye al país 365 días al año.


¿Y qué?


-Si cada producto bachaqueado cuesta un voto, 3.000.000 de productos bachaqueados por día durante 365 días matan 1.095.000.000 votos al año.


Pero, ¿no vale la pena conservar el voto bachaco?


-Perdón, ni un solo bachaco votará jamás a favor del socialismo que le permite destruirlo. Digamos que son 1.098.000.000 votos difuntos.


¿Qué se hace contra los bachacos?


Nada. Hasta ahora sólo tres gremios ejercían solidaridad automática, se consideraban por encima de toda ley y podían contar con la impunidad: millonarios, comunicadores y motorizados. Ahora a los bachacos no sólo no se los castiga: se los premia.


¿Pero no satisfacen una necesidad?


Desde luego. La cadena que va desde el megabachaco que devora dólares preferenciales al galponero y al montacolas no debe ser interrumpida: es la soga que debe ponerse al cuello todo aquél que desee perder el poder.


Bueno, pero eso será por un ratico.


Pescuezo no retoña, y país devorado por bachacos menos.

 

Por Luis Britto García

 

(luisbrittogarcia.blogspot)