#LoÚltimo
Un día como hoy: Francisco de Miranda es designado Generalísimo de Venezuela | Jefe de campaña de Henri Falcón sobre TSJ usurpador: "no tiene jurisdicción fuera de Venezuela" | Detenidas 36 personas por minería ilegal en el estado Táchira (+Campamento) | El estado Bolívar será la gran zona de experimentación de El Petro (+Maduro) | Le interesa: Estas son las rutas de Metrobús que fueron reactivadas desde este lunes | Todo era un fraude: Chica mostraba vida de lujos por internet pero vivía "rodeada de heces" (+Fotos) | EEUU recomienda a sus ciudadanos no viajar a este departamento de Colombia | “Más prohibición comercial”: Lo que pidió Ledezma al gobernador de Florida contra Venezuela | Una mezcla de redes sociales y radio sirvió para cocinar la ola de disturbios en Nicaragua | "Barranco y sepultura": El análisis de Britto García sobre lo que pasó en la Cumbre de las Américas | Horror en Aragua: Encuentran 3 cadáveres en plena vía férrea de Santa Cruz (+Fotos fuertes) | “Vamos a profundizar los programas sociales” de la Revolución": Pastor Javier Bertucci en campaña | Este opositor pide a Henri Falcón que “recapacite” y retire su candidatura presidencial | “Es una tierra muy querida”: Embajador de España en Venezuela retornó a Caracas | “Lanzaron granos": Comerciantes atacan a periodista en Maracay por mostrar alza de precios (+Video) | ¿Postergar elecciones para último trimestre del año? Lo que pidió ahora la iglesia católica | "Funcionarios de instituciones serán detenidos en las próximas horas": Freddy Bernal (+Mafias) | Papa Francisco reparte este lunes 3 mil helados entre los pobres en su fiesta onomástica | El Parlamento Europeo no enviará observadores a las elecciones de Venezuela: Esta es la excusa | Multinacionales farmacéuticas y gobiernos unidos: El negocio de especular con el cáncer | Estudiantes de Mérida se remontó con triunfo ante el Deportivo Táchira | Durante Festival de Viña del Mar: Papá de Luis Miguel le dio droga a los 14 años (+Testigo) |
Solo eran cuatro señoras con cacerolas: mujer cuenta su experiencia con Maduro en Villa Rosa
viernes, 16 de septiembre 2016
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

tiro-al-blanco-c.jpg

Desde hace 23 años tengo la dicha de pasar mis vacaciones del mes de agosto en la isla de Margarita. Esto me ha permitido conocer muchos sectores populares de tan hermoso lugar turístico venezolano, entre ellos la urbanización Villa Rosa, ubicada en el municipio García, estado Nueva Esparta.

 

Se podría decir que este lugar es la copia fiel y exacta de la urbanización Nueva Cabimas, con la misma distribución de veredas y calles, la idéntica forma estructural de sus viviendas, canchas deportivas, panaderías y comercios (supermercados chinos, abastos pequeños, ventas de hortalizas, vendedores ambulantes, latoneros, mecánicos, entre otros). Los habitantes de Villa Rosa, al igual que la población de la Nueva Cabimas son bulliciosos, alegres, vecineros, solidarios con su gente. Por las tardes en Villa Rosa, se realizan actos culturales o deportivos en la cancha; ves a niños y adultos compartir una hermosa velada. Estar allí es sentir un pedacito de mi adorada Cabimas en Margarita.

 

El día 2 de septiembre de este año, paseando con mi esposo por el sector de Villa Rosa, a las 6 de la tarde, nos enteramos de la visita del presidente Nicolás Maduro a la conocida urbanización con el fin de inaugurar la rehabilitación de varias viviendas concluidas a través de Barrio Nuevo, Barrio Tricolor.

 

Decidimos quedarnos para ver de cerca al Primer Mandatario Nacional. Pero como el programa protocolar ya había comenzado, los militares que custodiaban el lugar no permitieron acceder al sitio donde se realizaba la actividad gubernamental. Yo me quede adyacente a la cancha deportiva y mi esposo se aproximó lo más que pudo al evento.

 

Al finalizar la actividad, se anuncia la retirada de la comitiva presidencial y es en ese momento cuando los habitantes de Villa Rosa se alborotaron para ver a Nicolás. La primera camioneta que pasa es de color beige y la gente se pegó atrás, pero allí no estaba el Jefe de Estado sino en la segunda camioneta de color negro. Se baja Maduro del vehículo y empieza a trotar con la multitud; mi esposo y yo entre ellos. Todos lo querían abrazar, tocar, entregarle cartas, papelitos, manifestarle sus quejas.

 

El Mandatario Nacional los oyó y conversó con todos. Al instante pasa por un lado de cuatro señoras que palpaban cacerolas, les sonrió, luego se subió a la camioneta y se despidió con besos de la gente de Villa Rosa.

 

Por: Marlene Mogollón

(Aporrea)