#LoÚltimo
Escándalo: Doctora que bailaba mientras operaba desfiguró y causó daño cerebral a pacientes (+Video) | Alitalia y Lufthansa planean reactivar rutas en Venezuela | Zulia: Abatieron al peligroso delincuente "El Eduard" solicitado por robo de vehículos | Infografía: Apoyo mundial recibió Maduro luego de ser reelecto presidente | Sanciones gringas impulsadas por Ledezma, Borges y Barboza hacen sufrir a Venezuela: Maduro | Zulia: Obligaba a su hija a grabar porno y vendía sus videos en dólares a portal gringo | Grave: Juan Pablo Guanipa pide a la Fanb romper el orden constitucional y desconocer a Maduro | Ministro Luis López: Medicamentos de alto costo se distribuyen gratis en hospitales del Ivss | Sin la ayuda de Rusia la UE no podrá deslindarse de Washington y crear el "petroeuro" | En Las Mayas: Basurero de Tazón arde desde hace tres días y vecinos reportan humareda nauseabunda | ¿Y la sardina y el pescado? Esto pasa en la Empresa La Gaviota | ONU: Sanciones a quienes usen el hambre como táctica de guerra | Consulado de Colombia en Maracaibo será centro de votación en presidenciales | Daza: Campaña electoral fue difícil desde el punto de vista internacional | Video: Incendio en urbanización Manzanares lleva 48 horas | ¿Adiós privacidad? WhatsApp hizo otros cambios | Videos reveladores: Bertucci cuenta el negocio de los gringos para la ayuda humanitaria (+Pistola) | Capturado conspirador pagado por Colombia y EEUU para dar golpe de Estado: Maduro | En qué consiste el nuevo plan económico de Maduro anunciado en acto de su juramentación (+Precios) | ¿Ronaldinho se casará con dos mujeres? Futbolista ya respondió | Rockets está a un triunfo de la Final de la NBA (+Oeste) | El papa Francisco da un paso atrás: pide no aceptar seminaristas homosexuales |
Cinco factores que podrían desatar una guerra entre China y EE.UU. tras la llegada al poder de Trump
martes, 27 de diciembre 2016
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

war-usa-china-c.jpg

Con la llegada de Donald Trump a la presidencia de EE.UU, Pekín y Washington habrán de ser muy cautelosos a la hora de desarrollar sus políticas y estrategias diplomáticas para evitar un conflicto armado en los próximos cuatro años. El columnista de 'The National Interest', Robert Farley, explica en qué ámbitos deberán mostrar más precaución ambas naciones.

 

Tensión en los mares

 

Mientras Pekín aumenta su potencial militar, EE.UU. se enfrenta al dilema de si seguir respaldando las pretensiones territoriales japonesas y las del conjunto de otros países de la región que también se oponen a las ambiciones territoriales chinas.

 

Los comentarios de Trump sobre las alianzas lideradas por su país han despertado la incertidumbre en torno a la solidez de las promesas de Washington. Asimismo, tras el incidente con el dron submarino de la Marina estadounidense, el presidente electo de EE.UU. ha dejado claro que no tiene voluntad de eludir el enfrentamiento con China.

 

Consecuencias del empeoramiento del comercio

 

China y EE.UU. cuidan desde hace muchos años sus relaciones comerciales, dejando a un lado sus diferencias políticas y estratégicas cuando se trata de mantener unos acuerdos que han reportado muchos beneficios económicos a ambos países y que han impulsado el crecimiento de la economía global desde la década de 80.

 

No obstante, la promesa de Trump de hacer frente a China en el frente mercantil podría desembocar en una guerra comercial que afectaría a toda la economía global, apunta el columnista. Además, en consecuencia, Pekín podría impulsar el ciberespionaje, reprimido hasta ahora por la presión estadounidense.

 

El factor norcoreano

 

La agresividad de Corea del Norte y su desarrollo armamentístico representa una amenaza para todos los países de esta región asiática y es un motivo para que Pekín y Washington reafirmen sus posiciones su expansión militar en la zona. No obstante, Pionyang podría aprovechar los crecientes roces entre China y EE.UU. para desatar un conflicto entre ellos.

 

Las relaciones con Pakistán

 

Pakistán ha sido desde la Guerra Fría un puente en el desarrollo de las relaciones diplomáticas entre EE.UU. y China, llegándose a convertir durante muchos años en un importante aliado de ambos países. Sin embargo, la mejora de las relaciones y cooperación de Washington con la India han creado tensiones con Islamabad, que, por su parte, ha reforzado sus relaciones con Pekín en el ámbito militar, industrial y económico.

 

Un enfrentamiento directo entre EE.UU. y Pakistán, que ha apoyado el terrorismo en la India, incrementaría la tensión entre Washington y el gigante asiático.

 

La neutralidad de Taiwán

 

La isla de Taiwán ha sido desde hace años el obstáculo más importante entre las relaciones chino-estadounidenses, pero desde la reciente llamada de Trump a la presidenta de taiwanesa, Tsai Ing-wen, se ha reafirmado aún más la neutralidad de la isla.

 

Durante aquella conversación telefónica, Trump sugirió que podría reconsiderar la política de su país a largo plazo sobre la ambigüedad estratégica de Taiwán. Con esta advertencia Trump podría querer aprovechar las concesiones de China sobre la isla, o bien intentar que Taiwán juegue un rol importante en la postura de confrontación de EE.UU. hacia Pekín. No obstante, un paso mal calculado por parte de EE.UU. o de China sobre Taiwán podría desembocar en un "conflicto terrible y destructivo", concluye Farley.

 

(RT)