#LoÚltimo
Sepa el nuevo precio del pasaporte y otros trámites legales tras aumento de la UT | ¿Qué resultados necesita la Argentina para clasificar a la siguente ronda? (+Nigeria) | Videos: Coutinho y Neymar eliminan a Keylor y a Costa Rica del Mundial | Estos son los tres nuevos destinos al exterior que habilitó Avior Airlines desde Maiquetía | Fotos: Bachaqueaban medicinas que se robaban de tres hospitales en Aragua. Todo esto encontraron | Así falló el penal Sigurdsson en el minuto 81 del partido Nigeria Vs Islandia (+Video) | Suecia llega al partido contra Alemania con un jugador lesionado y tres enfermos (+Lista) | Descargó pornografía infantil mientras visitaba lugar de oración: A juicio funcionario del Vaticano | Video triple X: Agarraron a una pareja teniendo sexo en la última fila de un avión (+México) | Foto: El ucraniano Andriy Lunin será el nuevo portero del Real Madrid | Pasó en Chile: Entre ocho soldados golpearon y violaron a un compañero de armas (+Investigación) | Confirmado: Cadáveres encontrados en Tumaco son de los periodistas ecuatorianos (+Colombia) | Curioso: Estos pingüinos se ganan el sexo con las hembras si les dan una piedra (+Foto) | Foto: Melania Trump visitó jaulas de niños inmigrantes y la frase en su chaqueta la delató (+Texas) | En alza: Precio del petróleo venezolano subió a 417,69 yuanes por barril | Video: Peruano que asesinó a un vigilante venezolano, logró escapar, pero un selfie lo delató | Véalo Ud. mismo: Este es el precio locura de la Nutella y la Nucita (+Imágenes) | Así perdió su virginidad: Venezolana fue drogada y violada entre tres hombres en Perú | Quevedo: Pdvsa aumentará su producción a un millón de barriles diarios a finales de 2018 | Lanzan artefacto explosivo sobre busto del Che Guevara en la avenida Bolívar: Vea las fotos | ¿Mecanófilo? Agarraron a un chamo en pleno acto sexual con el tubo de escape de un carro | Más injerencia: Alto Comisionado de la ONU pide a la Corte Penal "mayor implicación" en Venezuela |
atroz: Madre secuestró a su hija y la obligó a comer heces (+España)
martes, 21 de febrero 2017
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

cuadro-madre.jpg

La Audiencia Provincial de Madrid, España. dictó una orden de búsqueda y captura contra la madre acusada de raptar, junto a su padrastro, a la hija de la primera en dos ocasiones, encerrarla en una casa, pegarle y obligarle a comer heces en un descampado al no haberse presentado al juicio.

 

Marcela P. está acusada junto a Marius P., padrastro de la víctima, de dos delitos de detención ilegal, malos tratos en el ámbito familiar y delito contra la integridad moral.

 

La mujer, para quien la Fiscalía pide 12 años y 6 meses de prisión, no ha acudido a la vista oral que se ha celebrado ante la Sección Quinta de la Audiencia de Madrid al estar en rebeldía, por lo que se ha decretado una orden de búsqueda y captura, según han informado a Efe fuentes jurídicas.

 

Quien sí ha estado presente es el padrastro de la menor que ha llegado a un acuerdo de conformidad con la Fiscalía al considerar que su participación en los hechos es de «menor entidad al tratarse de un cómplice». Por ello, el fiscal ha rebajado la pena de cinco a dos años de prisión, han añadido las fuentes.

 

El informe del fiscal detalla que a principios de diciembre de 2015 el acusado se valió de un hermano de la víctima para conseguir que ésta se subiera en un coche que conducía el padrastro de la chica, donde fue introducida a la fuerza y contra su voluntad.

 

Logró escapar

 

La joven, que ignoraba donde la llevaban, fue trasladada a una casa de Getafe en la que estaba su madre y encerrada con llave en una habitación. Tres días después logró escapar de sus captores y denunciar los hechos, según el relato del fiscal.

 

Meses después, el 14 de abril de 2016, la víctima estaba en el centro de acogida, en la localidad madrileña de Torrelaguna, y, tras contactar con su madre por internet, quedó con ella en una parada de autobús de esta localidad.

 

Pero una vez que se hubieron reunido fue obligada nuevamente a subirse al vehículo que conducía el acusado, y trasladada a un descampado contra su voluntad. Allí se bajaron todos del vehículo y le recriminaron que les hubiera denunciado por el anterior encierro.

 

El acusado le dio una bofetada y una patada, haciendo que la joven cayese a un charco, y sus agresores la obligaron a coger heces del suelo y a comérselas, diciéndole: «¡No hables; coges la caca y te la comes!». Todo ello fue presenciado por la madre de la menor, que no hizo nada para impedir la agresión, subraya la Fiscalía.

 

(abc.es)