#LoÚltimo
Sepa el nuevo precio del pasaporte y otros trámites legales tras aumento de la UT | ¿Qué resultados necesita la Argentina para clasificar a la siguente ronda? (+Nigeria) | Videos: Coutinho y Neymar eliminan a Keylor y a Costa Rica del Mundial | Estos son los tres nuevos destinos al exterior que habilitó Avior Airlines desde Maiquetía | Fotos: Bachaqueaban medicinas que se robaban de tres hospitales en Aragua. Todo esto encontraron | Así falló el penal Sigurdsson en el minuto 81 del partido Nigeria Vs Islandia (+Video) | Suecia llega al partido contra Alemania con un jugador lesionado y tres enfermos (+Lista) | Descargó pornografía infantil mientras visitaba lugar de oración: A juicio funcionario del Vaticano | Video triple X: Agarraron a una pareja teniendo sexo en la última fila de un avión (+México) | Foto: El ucraniano Andriy Lunin será el nuevo portero del Real Madrid | Pasó en Chile: Entre ocho soldados golpearon y violaron a un compañero de armas (+Investigación) | Confirmado: Cadáveres encontrados en Tumaco son de los periodistas ecuatorianos (+Colombia) | Curioso: Estos pingüinos se ganan el sexo con las hembras si les dan una piedra (+Foto) | Foto: Melania Trump visitó jaulas de niños inmigrantes y la frase en su chaqueta la delató (+Texas) | En alza: Precio del petróleo venezolano subió a 417,69 yuanes por barril | Video: Peruano que asesinó a un vigilante venezolano, logró escapar, pero un selfie lo delató | Véalo Ud. mismo: Este es el precio locura de la Nutella y la Nucita (+Imágenes) | Así perdió su virginidad: Venezolana fue drogada y violada entre tres hombres en Perú | Quevedo: Pdvsa aumentará su producción a un millón de barriles diarios a finales de 2018 | Lanzan artefacto explosivo sobre busto del Che Guevara en la avenida Bolívar: Vea las fotos | ¿Mecanófilo? Agarraron a un chamo en pleno acto sexual con el tubo de escape de un carro | Más injerencia: Alto Comisionado de la ONU pide a la Corte Penal "mayor implicación" en Venezuela |
Sin límites: La Guerra del Bitcoin es cada vez más intensa
viernes, 17 de marzo 2017
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

Cuadro-bicotin.jpg

¿Seguridad o rapidez? ¿Crecimiento o democratización? Desde hace dos años, los expertos en el bitcoin debaten cómo solucionar uno de los mayores problemas de la criptodivisa desde su nacimiento: el límite a la cantidad de operaciones que puede gestionar por segundo. En ese tiempo han aparecido dos grupos irreconciliables que proponen soluciones distintas y que podrían acabar provocando una ruptura del bitcoin en dos.

 

La raíz de este problema está en su mismo diseño: cada uno de los bloques que forman el 'blockchain' (literalmente, "cadena de bloques") donde se registran todas las operaciones realizadas con la criptomoneda tiene un límite de un megabyte, en el que caben apenas los datos de una media de 7 transacciones por segundo. Además, cada bloque tarda 10 minutos en procesarse, lo que provoca enormes colas de operaciones pendientes. Según datos de blockchain.info, a principios de este mes había el equivalente a 70 MB de transacciones esperando a ser procesadas, lo que supone 11 horas y 40 minutos de retraso, una cifra que no ha dejado de crecer en lo que va de 2017.

 

El motivo para este límite artificial era evitar que el tamaño de los bloques creciera tanto que solo pudieran procesarlos usuarios profesionales, con enormes servidores trabajando a pleno rendimiento. En tal caso, los pequeños usuarios quedarían a merced de los grandes, que tendrían el poder de manipular las transacciones y apropiarse de la moneda. Sin embargo, un creciente grupo de grandes "mineros" -los usuarios que procesan los bloques- creen que el límite ya no tiene sentido.

 

"Sin Límites" contra "Testigos Segregados"

 

En ese lado está Roger Ver, uno de los grandes gurúes de la moneda, que ha propuesto cambiar sus normas y lanzar el "bitcoin Sin Límites", una versión en la que los bloques podrían ser tan grandes como fuera necesario para gestionar todas las operaciones realizadas en cada periodo de 10 minutos. Para ello, dijo Ver en declaraciones a Bloomberg, "necesitamos que el 60% o el 70% de los mineros se sumen. Diría que estamos cerca de la mitad del camino".

 

 
El proceso sería relativamente simple: si una aplastante mayoría de los grandes mineros deciden cambiar al unísono las reglas del bitcoin, arrastrarían al resto sin romper la cadena, manteniendo el valor y la identidad de cada una de las monedas. El riesgo es que si una minoría lo suficientemente grande -o una mayoría- de los mineros decide seguir con el bitcoin tradicional, la cadena se rompería en dos, creando dos monedas diferentes. Y esta posibilidad existe porque los detractores de Bitcoin Sin Límites tienen otra solución alternativa: un sistema de "Testigos Segregados" (SegWit).

 

Este sistema, lleno de tecnicismos, mejoraría la eficiencia de los bloques y permitiría que cada transacción ocupara menos espacio, aumentando la capacidad del blockchain a la vez que reduciría su peso. Es decir, haría el sistema más eficiente sin tener que eliminar el límite de 1 MB. Para su mayor defensor, Peter Todd, "el bitcoin Sin Límites está completamente roto" y dejaría enormes cantidades de dinero en manos de unos pocos grandes mineros, justo lo que el límite de 1 MB pretendía evitar.

 

Ver, sin embargo, responde que SegWit no arregla el principal problema, porque incluso un mecanismo más eficiente volverá a chocarse con el límite en el futuro si la moneda sigue creciendo. "Si el bitcoin va a ser más caro y más lento que los sistemas financieros tradicionales, nadie lo va a usar", opina.

 

¿Y qué pasaría si los dos grupos se van por su lado sin que ninguno de los dos arrastre al otro? En ese caso, habría dos bitcoins distintos, y sería el mercado el encargado de decidir cuál sería el "verdadero" y cuál la "copia". Eso, si no decide que los dos son falsos: cuando ethereum, otra criptodivisa, se dividió en dos como resultado de un conflicto similar, ambas versiones se hundieron a la vez.

 

(eleconomista.es)