La Iguana
Odebrecht: corrupción, petróleo y guarimba en Venezuela
jueves, 12 de octubre 2017
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

Odebrecht.jpg

En Venezuela Odebrecht resulta estar muy cercana no solo a la corrupción sino al petróleo y a la violencia callejera de los partidos de oposicion.

 

Resulta que sus cuatro principales directivos en Caracas tuvieron a su cargo la administración de una empresa de petróleo en España por cuenta de la constructora brasileña.

 

Euzenando Praceres de Acevedo, Sergio Ferraz de Campos, Maryorie Garboza Ceballos y Jorge Elías Faroh Cano (estos últimos venezolanos) ocuparon cargos directivos entre 2012 y 2016 en la firma que cuenta con 73 mil euros de capital.

 

Su objeto social ampliado es proveer servicios a la industria del petroleo y gas a nivel mundial y la planificacion y ejecucion de proyectos y obras relacionadas con la industria petrolera y gasifera, asi como de construccion civil.

 

Pero hay más.

 

El consultor jurídico, Jorge Elias Faroh Cano, es tío de Elizabeth Magally Faroh, quien se casó con José Roberto Rincón, el pasado 3 de octubre de 2015.

 

La boda se realizó en la residencia de verano de los Reyes Católicos, el Real Monasterio de Santo Tomás, en Avila, según reseñó el diario El Confidencial.

 

El joven Rondón es hijo y colaborador del magnate petrolero Roberto Rincón, propietario de Tradequip, una compañia proveedora de equipos y maquinarias para la estatal PDVSA.

 

Su empresa está entre las empresas que suscribieron contratos con sobreprecios de más del 200 por ciento en la Faja del Orinoco.

 

Dicha investigación la adelanta actualmente el Ministerio Público, a cargo de Tarek William Saab.

 

En EEUU Rincon padre fue acusado por presuntamemte haber pagado 1 mil millones de dólares para obtener contratos de la petrolera estatal.

 

Curiosamente ese monto es inferior al que reconoce haber pagado Odebrecht en una docena de países de Latinoamérica y Africa.

 

Y como si no bastara hay que anotar el comportamiento de otro de sus sobrinos, Tulio Faroh, quien no tuvo ningún prejuicio para irse al palacio de gobierno, Miraflores, para recibir un crédito de 800 millones de bolívares despues de salir encapuchado a impulsar la violencia para tumbar al presidente Nicolás Maduro.

 

El dinero estaba destinado a financiar la expansión de la industria enlatadora de los hermanos Faroh Cano, Conservas del Centro.

 

El llamativo incidente fue reseñado profusamente por diversos medios digitales, incluidos los antichavistas, que compararon fotos del joven en sus roles de “empresario chavista” y “guarimbero golpista”.

 

Por lo pronto el nombre de su tío Jorge Elías fìgúra entre lós imputados en Venezuela por la global trama de comisíones de Odebrecht.

 

La lista la completa su colega el abogado brasileño Sergio Ferraz y la señora Garboza, acogida en Brasil por la constructora con un contrato de trabajo de dos años.

 

El jefe de más de décadas en Venezuela, el ingeniero Euzenando de Acevedo, también está en Brasil luego de huir de Caracas durante el primer trimestre de 2017.

 

Una orden de captura con código rojo de Interpol pesa sobre éĺ.

 

La investigación apenas comienza y puede ser combustible. Faltaría anotar el papel que tuvo CNA en el faĺlido proyecto de PDVSA Agrícola para instalar plantas de etanol, derivado de la caña de azucar. Pero esa es otra historia.

 

(La Tabla)

o1.jpg

o2.jpg

o3.jpg

La Iguana comentarios
Comentarios