#LoÚltimo
Foto: Detenido presunto traficante involucrado en incautación de 220 panelas de marihuana | ¿Restauración de la democracia? Esta es la excusa injerencista de Mike Pompeo y Juan Manuel Santos | Aragua: Chama mandó a matar a su papá para quedarse con la herencia (+Profesor) | Ministros, embajadores y empresarios europeos reunidos por la economía de Venezuela (+Inversión) | María Corina insiste en la violencia: La ruta es la desobediencia total | Maduro y el Nuncio Apostólico se reunieron en Miraflores | Presidente Maduro tuvo una reunión fructífera con el nuncio apostólico: Jorge Rodríguez | Brasil cancela vuelos por falta de combustible (+Huelga) | Venezuela desde el Foro Económico de San Petersburgo | Imagen: Este es el precio de una lata de Coca Cola (+Millón) | Pasó en el Zulia: Niña de 7 años es rescatada tras ser golpeada por su propia hermana | Video viral: Contundente venganza de una niña que era humillada por su maestro | Pa’ tras y pa’ lante: Ahora Trump dice que reunión con Kim Jong-un sí va | Véalo Una bolsa de Cerelac ya pisa los 4 millones y medio de bolívares (+900 gr) | Pendiente Caracas: Este lunes iniciarán trabajos de reparación en la Francisco Fajardo (+Tramo) | Inaugurado pabellón de Venezuela en Bienal de Venecia (+Video) | Foto-factura: Casi 2 millones de bolívares es lo que cuesta un cartón de huevos | Foto: Maduro también se reunió con representantes del Banco de Desarrollo de América Latina | "A ver si tienen el éxito que tuve yo": Osmel Sousa sobre su sucesor en el Miss Venezuela | Las nuevas acusaciones contra Maduro desde Washington (+Show) | Opositor Tomás Guanipa regresó a Venezuela en plena investigación por guarimbas del 2017 | La UE amenaza con adoptar "rápidamente" sanciones sobre Venezuela |
El tiranosaurio Rex (Tillerson) anda suelto por América Latina (+Clodovaldo)
domingo, 4 de febrero 2018
La Iguana Facebook
La Iguana Google Plus

tillerson0202182.jpg

Un tiranosaurio Rex anda suelto por América Latina. Es el empresario petrolero Rex Tillerson, secretario de Estado del gobierno del otro empresario, Donald Trump, una acabada expresión de lo que ha terminado por llamarse la corporatocracia, el verdadero rrrrégimen global.


Que uno de los cargos diplomáticos más importantes del planeta sea ocupado por un lagarto depredador del cretáceo es para preocuparse, aunque no para sorprenderse, pues la política exterior de Estados Unidos, con presidentes republicanos o demócratas, ha sido siempre retrograda y antediluviana.

 

La única diferencia es que algunos secretarios de Estado han sido modosos, como John Kerry, y otros han sido impresentables, como Condoleezza Rice o como este personaje evadido del Parque Jurásico, que anda por ahí instigando a que en Venezuela se perpetre un golpe militar al estilo chileno, supuestamente en nombre de la democracia, pero está más que claro que sería (como siempre) en favor de los intereses de las grandes compañías petroleras, comenzando con la ExxonMobil, a la que este peligrosísimo carnívoro bípedo está personalmente vinculado.

En Venezuela, en estos últimos años hemos podido ver los matices de la acción internacional del imperio. El intervencionismo soterrado e hipócrita del afrodemócrata Barack Obama ha cedido el espacio al intervencionismo directo y sin tapujos del republicano supremacista  blanco Donald Trump. 

Lo más deprimente, sin embargo, no es constatar que el imperio ya no se anda con remilgos y está sacando a relucir a los especímenes más feroces y atrasados, esos que se consideraban extintos. Lo peor es ver la corte de pequeños lagartos prehistóricos con vocación de patio trasero que le hacen el coro en cada uno de los países latinoamericanos que visita. Las fotografías de estos saurios obsecuentes rindiéndole pleitesía al T-Rex de Trump han eternizado la imagen de una derecha antinacional y antipopular hasta unos grados caricaturescos.

(Como acotación al margen, en nombre de los sauropsidos escamosos actuales, hay que aclarar que tales sujetos no tienen nada que ver con las iguanas).

 

Particularmente vergonzosa es la actitud de los estegosaurios, triceratops, megaterios, osos cavernarios, tigres colmillos de sable y mastodontes de la derecha venezolana, que se han envalentonado con los desplantes de Rex, el gran tiranosaurio. Como escapados de un museo de Palentología, han salido –una vez más– a buscar al Pinochet que permita hacer realidad el deseo del infame secretario de Estado de la corporatocracia.

 

(Clodovaldo Hernández /@clodoher)