16/02/2014 | Actualizado 02:00:31 pm |
DESDE MIAMI Y MADRID: CONOZCA A QUIÉNES MANEJAN LA GUERRA MEDIÁTICA EN VENEZUELA
La buena noticia es que en Venezuela el pueblo ha despertado, ya no cae en la trampa de todos aquellos que desde el extranjero han querido destruir a esta tierra de oportunidades y de revolución.
La oposición venezolana además de propiciar el caos y violencia en las calles, se ha encargado de planificar una guerra mediática muy macabra con algunos personajes del extranjero: como Gaby Castellanos, desde Madrid; Patricia Poleo desde Miami y Nelson Bocaranda entre el extranjero y Venezuela, entre otros, que han mostrado como se juega sucio en redes sociales como el Twitter.

La mayoría de estos personajes no reside en el país, se han dedicado a dar órdenes mediáticas para crear pánico en la población venezolana y para que los ciudadanos que se encuentren en otros países se confundan y no comprendan el contexto político venezolano, pero ¿realmente quién les cree?

Gaby Castellanos, por ejemplo, una de las encargadas de poner de moda los hashtag o etiquetas de los grupos violentos, tuitea: “CensuraEnVzla vamos que podemos! No lo dejéis! Luego vamos con otro hashtag! Vamos! DictaduraEnVzla”. Además, afirma que la oposición nada tiene que ver con el caos generado en el país.

Si se hace un análisis de sus etiquetas, no es más que una mujer dedicada a mentir. En Venezuela se vive en una democracia protagónica y la libertad de expresión es tan válida que uno de los periódicos más antiguos del país como El Nacional inventó una noticia de torturados y aún sigue funcionando. ¿A qué juega Gaby? Pareciera una enviada de J.J Rendón, experto en propaganda sucia.

De igual forma, cuando esta cibernauta señaló que la oposición es “pacífica”, le cayó el peso de la verdad encima al demostrarse las incontables evidencias de los llamados de Leopoldo López y María Corina Machado incitando a la violencia. Hay fotos y vídeos de los derechistas destruyendo el metro, sedes policiales y hasta entidades sanitarias. Entonces, Gaby queda como lo que es: una periodista poco ética.

Por otro lado, aparece Nelson Bocaranda, experto en expandir veneno mediático en Venezuela a través del Twitter: “A los trabajadores rojos de la salud les ofrecieron 3Mil bolívares por asistir a la marcha con Maduro ¿Voluntarios?”, escribió. Además, publicó fotos que señalan al Estado venezolano como represivo, cuando en realidad es el ente que más ha garantizado los derechos humanos de todos aquellos que se han dedicado a atacar al pueblo venezolano.

"La marcha de la Revolución Bolivariana de Venezuela fue muy significativa y tuvo mucha presencia de jóvenes, por eso a estos distorsionadores de la información no les queda de otra que inventar", así respondió un usuario a los comentarios de Bocaranda, que se ha caracterizado por ser el mitómano más desarrollado en las redes sociales.

Falta por repudiar a la servil más grande del imperio norteamericano: Patricia Poleo, quien se atrevió a tuitear lo siguiente: “háganle saber al gobierno de EEUU que el pueblo de Venezuela necesita intervención internacional”, en un llamado directo a la ruptura de la soberanía venezolana.

Por supuesto que en su línea de tiempo de la red social no faltan las fotos falsas, los llamados a la violencia y las múltiples etiquetas fraudulentas. Lo curioso es que la mayoría de los venezolanos ha repudiado contundentemente una intervención internacional, sobre todo si se trata de EE.UU. que es uno de los imperios más asesinos, sanguinarios e infrahumano en la historia de la humanidad.

Solo queda evaluar quién es capaz de creerle a estos famosos “Runrunes”, que se han ido del país con el mayor de los descaros para causar daños y convertirse en unos manipuladores perfectos. La buena noticia es que en Venezuela el pueblo ha despertado, ya no cae en la trampa de todos aquellos que desde el extranjero han querido destruir a esta tierra de oportunidades. Pueden seguir contaminando Twitter con sus mentes abyectas, pero la mayoría de los venezolanos se mantiene al margen de tanta ignominia mediática.

(LaIguana.TV)
Comentarios