“La visita del presidente [de Irán, Seyed Ebrahim Raisi] a Rusia será un punto de inflexión en las relaciones históricas entre los dos países y marcará la hoja de ruta para la cooperación entre la República Islámica de Irán y la Federación Rusa”, ha afirmado este martes a la prensa el embajador de Irán en Rusia, Kazem Yalali. 

En este contexto, ha enfatizado la doble importancia de la visita de Raisi a Moscú, teniendo en cuenta los desarrollos internacionales y regionales en Asia Occidental, y es por eso, ha apostillado Yalali, que los enemigos intentan sabotear el principio y los objetivos de este viaje. 

Conforme ha subrayado el diplomático persa, ampliar las relaciones con los vecinos es uno de los principios fundamentales de la política exterior del Gobierno de Raisi. En este sentido, ha señalado que Rusia, como el vecino mayor y más poderoso en el norte, tiene un gran potencial para desarrollar las relaciones con Irán. 

Según los informes, el presidente de Irán viajará a Rusia en los próximos días, donde se reunirá con su homólogo ruso, Vladimir Putin, para discutir una amplia gama de asuntos internacionales, regionales y bilaterales. 

Desde la disolución de la Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), en 1991, Moscú y Teherán se han caracterizado por una sensible mejora de sus lazos bilaterales, fomentada por una visión común sobre temas económicos, militares, nucleares, con fines pacíficos, e incluso la lucha contra grupos extremistas, como Daesh, en Siria e Irak, patrocinados y financiados por EEUU y sus aliados regionales y occidentales. 

También, Irán y Rusia, ambos objetos de los embargos estadounidenses, han elevado sus relaciones a un nivel de cooperación estratégica en los últimos años para hacer frente a las medidas hostiles de EEUU. 

(HispanTV) 

 

Comentarios Facebook