El Océano Pacífico abarca aproximadamente unos 15 mil kilómetros desde el mar de Bering hasta el mar Ross en la Antártida. Su superficie se extiende unos 165,2 millones de kilómetros cuadrados. Dentro de esta superficie hay rincones aislados y remotos a los que nadie pudo tener acceso alguna vez. 

Uno de estos lugares es conocido como el Punto Nemo. Se trata de un polo de inaccesibilidad del Pacífico que, no por nada, está ubicado en el lugar más lejano de la línea de la costa. La zona habitada más cercana a este lugar se encuentra a más de 2700 kilómetros de distancia. 

El punto Nemo se encuentra para ser más específicos entre Nueva ZelandaLa Antártida y La Isla de Pascua. Se encuentra en el corazón del giro del Pacífico Sur por lo que no hay prácticamente vida en esa zona del océano. Viven bacterias y algunos cangrejos. Esto es así ya que, al estar localizado en un lugar tan lejano a tierra firme, los vientos no alcanzan a arrastrar materia viva. 

Curiosidades 

Al tratarse de un espacio incomprensible y a su vez inaccesible para los humanos, se dice que quienes más cerca logran estar son los astronautas que visitan el espacio. 

El sitio funciona a su vez como un cementerio espacial. Los satélites y artefactos espaciales que salen de la tierra y comienzan su caída hacia la tierra se dirigen al Punto Nemo ya que como cuenta con poca fauna y flora se lo utiliza como un lugar de descarga porque no representa un peligro para el ecosistema. 

Se estima que las aguas dentro del giro tienen una enorme corriente que bloquea la entrada de aguas frías portadoras de nutrientes. Por ende, tampoco hay alimento disponible en caso de que existiera vida. 

En el lugar ya cayeron aproximadamente 300 artefactos espaciales. Uno de los más reconocidos es la estación espacial rusa Mir que pesaba 120 toneladas. 

¿Por qué se llama Punto Nemo? 

El nombre dado a esta zona del océano no tiene nada que ver con la película animada de Disney Pixar, «Buscando a Nemo», sino que el apodo guarda relación con un famoso personaje del escritor Julio Verne: el Capitán Nemo. 

La palabra «Nemo» quiere decir «nadie» en latín y es por eso que se eligió ese nombre. Nadie jamás ha logrado visitar ese punto de la Tierra. 

¿Cuándo descubrieron su existencia? 

La primera persona que localizó el Punto Nemo fue Hrboje Lukatela en 1992. Lukatela es un ingeniero croata y descubrió la zona utilizando un programa de geolocalización y lo nombró por primera vez «polo océanico de inaccesibilidad» pero luego la comunidad científica lo apodó Punto Nemo. 

Fue este mismo ingeniero quien a partir de este programa especializado logró aclarar que la Tierra tiene no una forma redonda, sino forma de elipsoide. 

Presencia de criaturas extrañas 

Según expresaron algunos oceanógrafos, en el año 1997 se registró un sonido «misterioso» en la zona del Punto Nemo que no lograron identificar. Este sonido fue más tarde definido como el sonido «Bloop», un sonido incluso más fuerte que el sonido proveniente de ballenas azules. 

Si bien el acontecimiento dio pie para que surgieran diversas teorías sobre seres extraños que habitaban este punto inaccesible, luego se descubrió que el famoso «Bloop» provenía de la fractura de un glaciar. 

(cronista.com) 

 

 

Comentarios Facebook