The Matrix: Resurrections, la cuarta entrega de la franquicia creada por las hermanas Wachowski, trajo de vuelta a la pantalla grande a Keanu Reeves en el personaje de Thomas Anderson, también conocido como Neo. Si bien, no fue el único actor en retomar su papel en la historia, su regreso fue uno de los más aclamados por los fans. Aunque la primera película se estrenó hace más de 20 años, existen datos que muy pocos conocen del filme. 

Uno de ellos está relacionado con el millonario sueldo que recibió Keanu Reeves por protagonizar Matrix (1999), y es que muchos se preguntan qué hizo el actor con el dinero teniendo en cuenta que es una de las pocas estrellas de Hollywood que llevan una vida sin lujos, pues prefiere viajar en el metro y destinar su fortuna a causas benéficas.

Es cierto que Keanu Reeves ya contaba con una carrera sobresaliente cuando llegó Matrix -entonces tenía en su filmografía títulos como Drácula de Bram Stoker, Punto de quiebre y El abogado del diablo-, pero la historia de Lana y Lilly Wachowski lo consagró como uno de los actores más cotizados a nivel mundial.

De acuerdo con Daily Mail, le pagaron 10 millones de dólares por adelantado y ganó 35 millones en total (unos 700 mil millones de pesos) por la primera película de la saga. Más tarde se supo que Reeves donó el 70 por ciento de esta cantidad para financiar la investigación contra la leucemia. 

La hermana de Keanu Reeves que padeció leucemia

El actor, de 57 años, decidió destinar casi tres cuartas partes de su sueldo a dicha causa luego de que su hermana menor, llamada Kim, luchó contra el cáncer de sangre durante 10 años. 

La joven fue diagnosticada con la enfermedad en 1991, y desde aquel momento Keanu Reeves se hizo responsable de los cuidados que necesitaba su hermana antes de ella entrara en remisión. 

Según lo recogido por el Daily Mail el actor vendió su casa para estar más cerca de Kim e, incluso, se tuvieron que retrasar las grabaciones de Matrix. Además de que gastó 5 millones de dólares en tratamientos y terapias.

«Ella siempre estuvo ahí para mí, ya sabes. Siempre estaré aquí para ella», dijo Reeves, quien en 2009 habló de su fundación en una entrevista para la publicación Ladies Home Journal.

«Tengo una fundación privada que ha estado funcionando durante cinco o seis años, y ayuda a ayudar a un par de hospitales infantiles y a la investigación del cáncer», comentó. 

(Milenio)

Comentarios Facebook