El presidente brasileño Jair Bolsonaro recibió el alta la mañana de este 5 de enero, después de dos días hospitalizado por una obstrucción intestinal.

Bolsonaro publicó en Twitter una foto acompañado de su equipo médico e informando del alta, por lo que en breve dejará el hospital Vila Nova Star de Sao Paulo.

El presidente brasileño fue ingresado de urgencia la madrugada del 3 de enero tras sentir dolores abdominales.

El equipo médico descartó la necesidad de someterle a una intervención quirúrgica, le colocó una sonda nasogástrica y el presidente fue mejorando paulatinamente.

La obstrucción intestinal se produjo como consecuencia del complejo proceso de cicatrización de las paredes del estómago, que se vieron gravemente dañadas por la puñalada en el abdomen que sufrió en septiembre de 2018.

(Sputnik)

Comentarios Facebook