Un equipo de científicos británicos de Cancer Research UK ha asegurado que la cúrcuma debería ser incluida en la dieta, ya que es capaz reducir el riesgo de cáncer y combatir el crecimiento tumoral hasta en un 80%.  

La cúrcuma tiene un efecto activo sobre los tumores cancerosos existentes y ayuda a prevenir su crecimiento debido a su alta concentración de antioxidantes, en particular la curcumina. 

Así lo señala la investigación citada por Daily Express que confirma que las dietas de las personas que viven en países cuya cocina tradicional incluye el uso de la cúrcuma han mostrado tasas más bajas de cáncer. 

Los investigadores realizaron un experimento con voluntarios con carcinoma adenoide quístico, una forma de cáncer relativamente rara que suele desarrollarse en las glándulas salivales u otras zonas de la cabeza y el cuello. El tratamiento se complementó con cúrcuma. 

«Existe alguna evidencia de que la curcumina, una sustancia en la cúrcuma, puede matar las células cancerosas en ciertos cánceres. A los dos meses [del experimento] se produjo una estabilización y a los seis meses una reducción significativa del peso y el volumen del tumor del 80%», señalan los investigadores. 

Además, destacaron otros beneficios de la cúrcuma como su alta concentración de antioxidantes que ayuda a reducir los niveles de colesterol en personas con enfermedades cardíacas y a contrarrestar los riesgos de cataratas, glaucoma y degeneración de manchas amarillas. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook