Los recientes acontecimientos en la exrepública soviética de Kazjistán, cuyo presidente Kassym-Jomart Tokayev, apeló a la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) el miércoles después de que estallaron disturbios en varias ciudades importantes del país, se han agudizado hasta la entrada de tropas extranjeras en su territorio.

Cinco aviones Il-76 con unidades bielorrusas del contingente de mantenimiento de la paz de las Fuerzas Colectivas de Reacción Rápida de la CSTO despegaron del territorio de Belarús, y se dirigían al país centroasiático, según información del Ministerio de Defensa desde Minsk.

Más temprano, este propio jueves, los primeros paracaidistas rusos llegaron a Kazajistán: las unidades de las Fuerzas Aerotransportadas de Rusia participan en el contingente de la OTSC en Kazajistán. Armenia, Kirguistán y Tayikistán también enviaron sus tropas al país.

De acuerdo al jefe administrativo de la región de Kyzylorda, Gulshara Abdykalikova, se está llevando a cabo una operación antiterrorista en ese territorio luego que, como resultado de las acciones de los manifestantes, varios edificios administrativos resultaran dañados, incluido el akimat (sede la alcaldía) y el juzgado de la ciudad.

El despliegue de todas las unidades de mantenimiento de la paz de la OTSC a Kazajistán debería completarse el viernes, dijo el secretario general de la organización, Stanislav Zas.

El motivo de las protestas fue el fuerte aumento del precio del combustible para automóviles, pero luego las demandas de los manifestantes se volvieron políticas. Las protestas continuaron a pesar de la renuncia del Gobierno y las promesas de las autoridades de contener la subida de precios a través de la regulación estatal.

En Almaty, la antigua capital, y algunas otras ciudades, comenzaron los enfrentamientos con víctimas de ambos lados entre manifestantes y fuerzas de seguridad y las fuerzas militares habrían logrado desalojar la antigua plaza de armas de la ciudad.

(telesurtv.net)