Situada al norte del Gran Canal de China, la ciudad de Tianjin anunció este domingo que efectuará pruebas a sus casi 14 millones de habitantes después de detectar varios contagios locales de la variante ómicron del coronavirus, los primeros que se registran en la parte continental del país asiático.

Entre los contagiados hay 15 estudiantes de entre 8 y 13 años, una trabajadora de un centro extraescolar y cuatro padres. Las pruebas a todos los residentes en la ciudad se completarán en dos días.

China ha reforzado su estrategia de tolerancia cero contra la Covid-19 en vísperas de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing, que comenzarán el 4 de febrero. 

La capital china está a 115 kilómetros al noroeste de Tianjin, uno de los cuatro municipios bajo dirección central del estado, y ambas ciudades están conectadas por un tren de alta velocidad que cubre el trayecto en menos de una hora.

Expertos consideran que se trata de la primera batalla real del país contra la variante ómicron y la preocupación mayor es que los contagiados en los últimos días no realizaron viajes nacionales ni al exterior, pero tampoco son contactos cercanos de los pacientes detectados en diciembre pasado.

Tianjin, la quinta ciudad más poblada de China, situada en la región norte del país al lado del mar de Bohai, suspendió las operaciones en algunas líneas de metro y llamó a la población a evitar salir del territorio porque se augura un alza de infecciones. 

Las dos principales universidades de la zona restringieron la movilidad y aplazaron los exámenes del final de semestre, mientras los puntos de enlace con Beijing endurecieron los controles sanitarios y a muchos vehículos se les persuadió de regresar.

(teleSUR)

 

Comentarios Facebook