Una oleada de violentas protestas en Kazajistán colapsó las principales criptodivisas: así, el 8 de enero, el bitcóin cayó casi un 12%, una cifra récord desde finales de septiembre de 2021. Aquí te explicamos las razones de este fenómeno.

Kazajistán es el segundo país del mundo después de EEUU en capacidades de computación. Alberga el 18% de la minería mundial de criptomonedas. A raíz de los disturbios que estallaron el 2 de enero, las autoridades kazajas desconectaron el país de internet, algo que afectó a la minería de criptodivisas y al sistema bancario.

No obstante, los economistas se muestran convencidos de que la minería se recuperará una vez que la situación en Kazajstán vuelva a la normalidad.

Otro factor que afectó al curso de las criptomonedas fue la decisión de la Junta de la Reserva Federal de reforzar sus políticas monetarias. Así, el 6 de enero se dio a conocer que el regulador tiene previsto aumentar la tasa de interés y reducir sus activos.

Esto también dio lugar a una salida de fondos de los activos de riesgo. Por ejemplo, el índice NASDAQ Composite cayó un 4,5% en apenas una semana. Por su parte, los precios del bitcóin y de otras criptomonedas cayeron junto con las acciones de grandes empresas tecnológicas.

Los economistas sugieren que la caída podría durar unas semanas más. En cuanto a las cotizaciones, es probable que se estabilicen en los próximos meses, mientras que el bitcóin incluso podría alcanzar su máximo histórico para mediados de año.

(Sputnik)

Comentarios Facebook