Pese a que ahora y durante muchos años logró mantener un buen posicionamiento en la escena del espectáculo como uno de los artistas con más fama a nivel internacional, la carrera y vida de Luis Miguel presenta dificultades no sólo en cuestiones económicas, sino también en temas de salud.  

Si bien es cierto que el famoso goza de un increíble talento como cantante, así como de un fuerte carisma que lo distingue arriba del escenario, debajo del mismo su rutina de excesos lo orillaron a ser protagonista de innumerables escándalos; el más reciente relacionado con su bienestar físico. 

¿Luis Miguel estuvo a punto de perder un brazo? 

De acuerdo con la declaración que extendió un amigo cercano al ‘Sol’, el éxito y alcance del productor descendió a raíz de la pandemia, pues a partir de ese momento dejó de ofrecer conciertos y se encerró en hoteles para evitar contagios.  

Sin embargo, este nuevo estilo de vida que adoptó el intérprete no sólo incluyó el resguardo en instalaciones con servicios de alojamiento, sino además el consumo de bebidas alcohólicas que al parecer ocasionaron un accidente. 

“Estando en el hotel traía unas copitas de más, cuando de pronto cayó y se lastimó el brazo izquierdo”, detalló la fuente. 

Recuperación de Luis Miguel  

El percance que sufrió Luis Miguel en el inmueble no fue cosa menor, ya que la gravedad del asunto motivó al equipo que lo acompaña a trasladarlo a un hospital de Santa Mónica, donde especialistas en servicios de emergencia le detectaron la fractura.   

El informante añadió que el cantante se sometió a una intervención quirúrgica que requería de un cuidadoso proceso de rehabilitación, lo cual no hizo y con el tiempo dio pie a otros padecimientos.    

“Por descuidarse empeoró su salud; a principios de noviembre ya se le estaba gangrenando el brazo y estaba en riesgo de perderlo”, agregó la persona que reveló la situación y mencionó que al ‘Sol’ se le practicó otra operación de mayor riesgo, misma que complicó su anterior recuperación debido a estados que involucran su edad.   

Finalmente, la fuente recalcó que Luis Miguel continúa con sus terapias; sin embargo, afirmó que su vida de excesos con mujeres, alcohol y lujos lo tienen en bancarrota.  

“Pagó mucho por su salud. Para la intervención regresó a Los Ángeles y durante todo noviembre y diciembre rentó todo el piso del hotel donde se encontraba para tener privacidad, no quería que lo vieran enfermo”, concluyó. 

(Gluc) 

Comentarios Facebook