Una de las prácticas irregulares que con mayor frecuencia ha detectado el Ministerio Público en su seno, es la alteración de documentos públicos, delito contemplado en el artículo 80 de la Ley contra la Corrupción, aseguró este jueves el fiscal general de la República, Tarek William Saab, en comparecencia ante los medios. 

En este caso, explicó que «el referido delito se concreta cuando un fiscal del Ministerio Público libra una boleta –para citar o notificar– en una causa que adelanta otra representación distinta a la que tiene a su cargo». 

De este modo, detalló, el funcionario emite «un documento falso a través del cual pretende un beneficio personal», por medio del forjamiento del sello de una oficina del Ministerio Público, así como de la firma de la oficina del fiscal que la representa. 

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook