El español Saturnino De la Fuente, considerado el hombre más viejo del mundo, murió este martes a los 112 años en su casa de la avenida Fleming, en León, capital de la provincia homónima.

Su deceso ocurrió “sobre las once de la mañana, poco después de desayunar, empezó a respirar fuerte y en unos segundos se ha apagado como una vela”, detalló su yerno, Bernardo Marcos. Saturnino iba a cumplir 113 años el 12 de febrero.

La agencia ANSA informó que en septiembre de 2021, De la Fuente recibió un Guinness World Record tras ser reconocido como «el hombre más viejo del mundo”, seguido por Emilio Flores, un puertorriqueño que compartía su misma edad.

Además de la pandemia de coronavirus, Saturnino atravesó la epidemia de la Gripe española, junto a otros acontecimientos históricos como la dictadura de Primo de Rivera, la II República, la Guerra Civil, la dictadura de Francisco Franco y vivió la transición democrática tras la muerte de «El caudillo».

Entre sus pasiones, destacaba el fútbol y fue socio honorífico del equipo de fútbol de su barrio natal. Tuvo 8 hijos, de los cuales 3 ya han fallecido, y ha visto nacer a 22 biznietos. Sus restos serán enterrados en el cementerio de Puente Castro.

El Club Deportivo Puente Castro, institución tradicional de fútbol fundado por él, sigue activo en su pueblo natal en la provincia de León, comunidad autónoma de Castilla y León, y compite a nivel nacional en la División de Honor Juvenil de España.

Tras la muerte de Saturnino, la persona más anciana del mundo sigue siendo la japonesa Kane Tanaka, quien tiene 118 años.

Hasta la fecha, la persona más longeva de quien se tenga registro fue la francesa Jeanne Louise Calment, que vivió 122 años y 164 días.

(Página 12)

Comentarios Facebook