El papa Francisco expresó su solidaridad con los habitantes de las de Tonga, afectados por la erupción del volcán Hunga Tonga-Hunga-Haapai y el tsunami que la siguió.

«Mi pensamiento se dirige a las poblaciones de las Islas de Tonga, golpeadas en los últimos días por la erupción del volcán submarino que causó enormes daños materiales», dijo el pontífice durante la Audiencia General del 19 de enero.

En sus palabras, está «espiritualmente cerca de todas las personas afectadas, implorando que Dios alivie su sufrimiento».

El pasado 15 de enero se produjo una potente erupción del volcán submarino Hunga Tonga-Hunga-Haapai, ubicado a 65 kilómetros al norte de Nukualofa, la capital del Reino de Tonga.

La erupción provocó un tsunami y cubrió a toda la zona, incluida la capital, con ceniza volcánica.

La situación de emergencia fue declarada en la costa occidental de la isla principal del archipiélago, Tongatapu.

(Sputnik)

Comentarios Facebook