Rusia solicita a EEUU que muestre su interés por resolver vía diplomática las tensiones en torno a Ucrania al abandonar sus planes del envío de armas a Kiev. 

“Si EEUU está realmente comprometido con los esfuerzos diplomáticos para resolver el conflicto entre los ucranianos, debería abandonar los planes de suministrar nuevos lotes de armas para las Fuerzas Armadas de Ucrania”, ha declarado este miércoles la embajada rusa en Washington D.C., capital estadounidense. 

A través de un comunicado emitido en Facebook, la misión diplomática rusa ha insistido en la necesidad de que EEUU utilice su “influjo” sobre las autoridades ucranianas para persuadirlas a respetar los acuerdos de Minsk, tal y como recoge la agencia estatal rusa de noticias TASS

La embajada rusa ha solicitado también a Washington que “termine con la histeria sobre el asunto de Dombás” —región del este de Ucrania y limítrofe con Rusia—. Además, ha rechazado las declaraciones del Departamento estadounidense de Estado y de varios altos cargos del Departamento de Defensa de EEUU (el Pentágono) que acusan a Moscú de planificar una invasión a Ucrania “en cualquier momento”. 

“Insistimos una vez más: Rusia no va a atacar a nadie. La práctica de desplazar tropas en nuestro propio suelo es un derecho soberano”, se lee en la nota. 

La Administración de EEUU precedida por Joe Biden, tiene planeado entregar 200 millones de dólares adicionales en ayuda militar a Ucrania, conforme ha anunciado esta misma jornada el Gobierno estadounidense durante la visita de su secretario de Estado, Antony Blinken, a Kiev en medio de escalada de tensiones entre Rusia y el Occidente en torno a Ucrania. 

“Estamos comprometidos con la soberanía y la integridad territorial de Ucrania y continuaremos brindando a Ucrania el apoyo que necesita”, ha informado un funcionario norteamericano bajo condición de anonimato. 

Desde 2014, el Ejército ucraniano ha emprendido una lucha contra los independentistas del Dombás. Recientemente, la tensión se ha disparado mientras el Occidente acusa a Rusia de planear una invasión militar a Ucrania a principios de este 2022. 

A su vez, Rusia argumenta que el despliegue de unidades de su Ejército en la zona en cuestión responde a la necesidad de defensa y disuasión ante la amenaza de un posible ataque por parte de la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN) y Ucrania. Es más, acusa al Occidente, encabezado por EEUU, de incitar a Ucrania a iniciar un nuevo enfrentamiento con los independentistas con el propósito de desestabilizar las fronteras rusas. 

(HispanTV)  

Comentarios Facebook