La Sociedad Española de Neumología y Cirugía Torácica (SEPAR) advirtió que fumar en terrazas de bares o restaurantes puede contribuir a esparcir el coronavirus a distancias de hasta ocho metros, en base a los hallazgos científicos.

«Fumar en las terrazas las convierte en lugares inseguros tanto para los usuarios como para los trabajadores de la hostelería, por el riesgo de contagio de COVID-19 y otras enfermedades asociadas al tabaco que tienen los fumadores pasivos», apuntó en un comunicado la asociación que agrupa a los neumólogos españoles.

Esta sociedad científica remitió al Ministerio de Sanidad varias medidas que piden incluir en la pendiente reforma de la Ley Antitabaco vigente.

Entre ellas está la prohibición del consumo de tabaco y dispositivos electrónicos para vapear en terrazas, no solo temporalmente para evitar la transmisión del coronavirus sino «de forma permanente, para que contribuya a evitar los contagios de esta y otras infecciones respiratorias».

De acuerdo con SEPAR, el contagio del virus SARS-CoV-2 se produce por aerosoles al respirar «siendo mayor al realizar actividades como fumar o vapear».

En espacios de fumadores o vapeadores, según la evidencia científica citada por esta asociación, los coronavirus con diámetros de 0,1 micras «pueden unirse a partículas del humo del tabaco más grandes pudiendo estos aerosoles cargados de partículas víricas alcanzar distancias de 8 metros».

Además, las conductas y patrones gestuales asociados a la acción de fumar, incluido quitarse la mascarilla, «favorecen a una mayor transmisión de dichas partículas víricas».

Por todo ello, los médicos afirman que permitir fumar en las terrazas afecta la seguridad tanto de usuarios como trabajadores de la hostelería y piden la prohibición de esta práctica.

(Sputnik)

Comentarios Facebook