Un equipo de científicos británicos ha realizado un estudio en el que se ha encontrado otra razón para la aparición de las canas y descubrieron que no solo la genética contribuye a ello, sino también la dieta.

Ciertos alimentos provocan carencias de vitaminas y minerales en el organismo, esto provoca un crecimiento acelerado de las canas.

Según el estudio y los expertos citados por Vechernaya Moskva, un consumo excesivo de proteínas animales puede tener un impacto negativo en el cabello, por ello la carne y el pescado deben sustituirse a veces por frutos secos, legumbres o cereales. Para las personas que llevan un estilo de vida sedentaria o no muy activa, se recomienda el consumo de unos 0,8 gramos de proteínas por cada kilo de su peso.

Otro producto que afecta el crecimiento de las canas y la aparición prematura de arrugas es el azúcar. Este producto puede sustituirse fácilmente por alimentos más sanos para el organismo como dátiles, miel y trozos de piña, mango o kiwi.

También deben evitarse, en la medida de lo posible, los saborizantes como el glutamato, el ácido inósico (E630), la glicina (E640) y otros, ya que no solo interfieren en el hambre y el metabolismo, sino que también aceleran el proceso de envejecimiento del cabello, concluyeron los expertos.

(sputniknews.com)

Comentarios Facebook