Irán recupera su derecho al voto en la Asamblea General de la ONU tras pagar sus cuotas de miembro al organismo mundial.

La noticia se dio a conocer a última hora del sábado a través del representante permanente de Irán ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Mayid Tajt Ravanchi, quien dijo que Irán pagó sus retrasos a las Naciones Unidas y que el derecho al voto del país persa debería restablecerse naturalmente a principios de la semana, tan pronto como las cuotas sean liquidadas en Nueva York.

La República Islámica de Irán, como miembro activo de las Naciones Unidas, siempre se ha comprometido a pagar sus cuotas de miembro a tiempo y lo hemos demostrado con hechos”, señaló Tajt Ravanchi.

Lamentó que, por segundo año consecutivo, Irán tuviera que enfrentar al problema de pagar su cuota de miembro debido a la imposición de sanciones brutales y unilaterales de Estados Unidos contra la nación persa.

El diplomático iraní subrayó que las sanciones estadounidenses no solo han afectado al suministro de medicamentos, equipos médicos y artículos humanitarios, sino que también han perturbado la labor de la ONU.

A principios de mes, Tajt Ravanchi denunció que por culpa de las duras sanciones de EE.UU. contra el país persa se habían estancado el pago de sus cuotas de membresía a ONU, pero expresó su esperanza de que la suspensión del derecho al voto del país termine pronto.

El pago para restaurar el poder de voto fue realizado a través de los 18 millones de dólares de activos iraníes que descongeló Corea del Sur y luego de que Teherán hiciera una “solicitud de emergencia” a Seúl, según informa el Ministerio surcoreano de Finanzas. 

Corea del Sur debe a Irán más de 8000 millones de dólares por las importaciones de condensado de gas del país, pero hasta ahora se ha negado a pagarlos, pues alega que las sanciones unilaterales de Estados Unidos son un impedimento para pagar su deuda. Este asunto ha sido criticado en múltiples ocasiones por funcionarios iraníes.

Según la Carta de la ONU, el derecho a votar de un país miembro se suspende cuando el monto de sus atrasos iguala o excede las contribuciones que les corresponde durante los dos años anteriores. Pero si se considera que la deuda pendiente se debe “a condiciones fuera del control del miembro”, la Asamblea General de las Naciones Unidas (AGNU) puede permitir que ese país continúe votando.

Las severas sanciones de EE.UU. fueron reimpuestas contra el país persa, bajo una política de “máxima presión”, luego de que Washington se retirara en mayo de 2018 del acuerdo nuclear —de nombre oficial Plan Integral de Acción Conjunta (PIAC o JCPOA, por sus siglas en inglés)—, bajo el mandato del expresidente Donald Trump.

Estas sanciones que abarcan una amplia gama de los ámbitos, hacen imposible que Irán pueda tener interacciones financieras y bancarias, incluso acceda a medicamentos y equipos médicos que salvan vidas, peor aún en plena pandemia.

(HispanTV)

Comentarios Facebook