Este domingo, en conmemoración del 64.º Aniversario de la insurrección del 23 de enero de 1958, el presidente Nicolás Maduro dijo que los planes de la Casa Blanca para nombrar un «gobierno paralelo» para derrocarlo ya eran conocidos por él antes de la proclamación de Juan Guaidó.

«Desde la Casa Blanca tuvimos la información, días antes, de que se iba a pretender imponer un poder, un presidente títere en Venezuela para ejecutar un plan de golpe de Estado, de intervención militar y de control del poder político», dijo, y continuó: «Lo supimos desde que se urdió el plan en la Casa Blanca, allí se lo presentaron a Donald Trump y fue donde se aprobó», recordando la autoproclamación del exparlamentario el 23 de enero de 2019 desde un acto en el balcón del pueblo.

Además, recordó cómo días antes Guaidó contactó al diputado Diosdado Cabello, con quien sostuvo una reunión en sus oficinas el día 22 de enero de 2019, recordando el encuentro y ante la expectativa de lo que diría, Cabello dijo: «Es un cobarde, nunca levantó la cabeza ni me miró a  los ojos. Dijo que no estaba para eso, que era un demócrata, que no estaba empujado por EEUU y, ya como estaba en los planes, se autojuramentó y sigue haciendo el ridículo«.

Saludó la movilización que tuvo lugar más temprano hasta el Ministerio Público, en la avenida Universidad de Caracas, donde diputados del Bloque de la Patria y el Poder Popular consignación un documento solicitando se abran procedimientos judiciales contra Guaidó por propiciar sanciones, el robo de activos y la malversación de fondos de la nación, en perjuicio del bienestar del pueblo venezolano.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook