Así lo anunció el presidente Alberto Fernández, quien celebró: «Sufríamos un problema y ahora tenemos una solución».

Argentina confirmó haber llegado la madrugada de este viernes a un acuerdo sobre la renegociación de la deuda de ese país con el Fondo Monetario Internacional (FMI), tomada bajo el Gobierno de Mauricio Macri (2015-2019).

Fue el propio presidente argentino, Alberto Fernández, quien hizo el anuncio y celebró que el acuerdo alcanzado: “Nos va a permitir crecer y cumplir con nuestras obligaciones”.

Acotó que el país tenía una soga al cuello producto del endeudamiento tomado por la Administración macrista. «Sufríamos un problema y ahora tenemos una solución», manifestó.

Fernández, en un mensaje de unos cinco minutos, grabado en la residencia oficial de Los Olivos, explicó «que el entendimiento no afecta a las jubilaciones, no implica una reforma laboral y permite avanzar con la obra pública y no nos impone llegar a un déficit cero».

Se espera que en las próximas horas el ministro de Economía, Martín Guzmán, ofrezca una conferencia de prensa donde explique los detalles técnicos, pero del mensaje de Fernández se desprende que «no restringe, no limita ni condiciona, no impacta en los servicios públicos, no relega nuestro gasto social y respeta nuestros planes de inversión en ciencia y tecnología».

«Además, vamos a poder acceder a nuevos financiamientos, precisamente, porque este acuerdo existe. Este entendimiento prevé sostener la recuperación económica ya iniciada», agregó.

El Gobierno de Fernández finalmente decidió realizar el pago del primer vencimiento del año ante el organismo, equivalente a unos 731 millones de dólares de intereses, tras haber sido puesto en duda por la propia Casa Rosada y ser rechazado por las organizaciones y movimientos sociales.

El Presidente concluyó que «había un problema gravísimo y urgente y ahora tenemos una solución posible y razonable. Es tiempo de unirnos en las soluciones y no de dividirnos en los problemas», al tiempo que resaltó «la historia juzgará quién hizo qué. Quién creo un problema y quién lo resolvió».

El acuerdo deberá ser aprobado ahora en el Congreso argentino, luego de la aprobación, hace un año, de la Ley de Fortalecimiento de la Sostenibilidad de la Deuda Pública, que explicita que todo programa de financiamiento u operación de crédito público realizados con el FMI deberá pasar de forma obligatoria por el Parlamento.

(teleSUR)

Comentarios Facebook