Un accidente en unas obras para la construcción de una nueva línea de metro en Sao Paulo, adelantadas por el grupo español Acciona, provocó este martes un desmoronamiento y abrió un cráter en una importante carretera de la mayor ciudad de Brasil.  

El accidente tuvo lugar cerca de la ‘Marginal Tietê’, una vía de circunvalación que conecta distintas regiones de la capital paulista, y afectó a las obras de la futura Línea-6 Naranja del metro de Sao Paulo, sin que dejara víctimas mortales o heridos. 

El Cuerpo de Bomberos de Sao Paulo sospecha que una tuneladora pudo alcanzar un río próximo o alguna tubería durante las labores de perforación, lo que ocasionó que el túnel se inundara de agua y se abriera un cráter en el margen de la carretera.  

Según la corporación, todos los trabajadores de la obra consiguieron salir a tiempo de las instalaciones y apenas dos recibieron atención por precaución tras haber estado en contacto con «agua contaminada». 

En imágenes captadas por un helicóptero del canal de televisión Globonews se observa el momento en que el agua avanza por el túnel y se abre un cráter que engulle unos pedazos de asfalto, a medida que las paredes del agujero abierto ceden por la fuerza del agua. 

La Secretaría de Transportes Metropolitanos de Sao Paulo informó en una nota que, cuando supo del «incidente en el pozo de ventilación de la Línea-6 Naranja del metro, determinó el aislamiento de todo el perímetro y envió un equipo para acompañar» la investigación de los hechos.  

«No hay informaciones sobre víctimas. Las causas del accidente serán apuradas, así como la extensión de los daños a la obra y las vías locales», señaló.  

El accidente provocó kilómetros de tránsito en la ciudad de Sao Paulo, que cuenta con 12 millones de habitantes. La empresa responsable del proyecto es Acciona, que asumió la construcción del mismo después de varios años paralizado. 

(EFE) 

Comentarios Facebook