Los accidentes cerebrovasculares suelen producirse cuando los coágulos de sangre bloquean una de las arterias que alimentan el cerebro y hay muchos factores que pueden contribuir a ello. Uno de los motivos puede ser tener una dieta rica en productos asociados a la hipertensión, uno de los principales precursores de los derrames cerebrales. 

Los cuatro factores más peligrosos que exponen al organismo a sufrir un derrame cerebral son: la hipertensión arterial, el sedentarismo, la mala alimentación y el tabaquismo. Se cree que hasta el 90% pueden prevenirse introduciendo cambios significativos en el estilo de vida. 

A las personas que sufren de hipertensión se les suele recomendar limitar el consumo de alimentos que contienen sal, pero existen otros productos iguales o más perjudiciales que son empleados casi a diario. 

Según un informe de Stroke Association citado por MedikForum, entre los alimentos que pueden aumentar el riesgo de sufrir accidentes cerebrovasculares están: el bicarbonato, la levadura y el glutamato monosódico, también conocido en algunos países como ajinomoto. 

La asociación agrega que el bicarbonato es un producto versátil para el hogar y suele ser tolerado cuando se abusa de él, pero una sobredosis es capaz de causar toxicidad con graves alteraciones metabólicas y complicaciones neurológicas. 

Los autores del informe detallan el caso de un paciente que desarrolló una insuficiencia respiratoria aguda y un accidente cerebrovascular isquémico tras ingerir grandes cantidades de bicarbonato. En su opinión, la toxicidad del bicarbonato provocó el accidente cerebrovascular isquémico agudo y condujo a un desenlace mortal. 

La asociación advirtió que aunque nadie pensaría que los productos de bollería contienen mucho sodio, la realidad es así, por eso recomiendan evitar consumir alimentos procesados de bollería especialmente los que están horneados. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook