Kiev descarta entablar negociaciones con las Repúblicas Populares de Donetsk (RPD) y de Lugansk (RPL) o introducir para ellas un estatus especial en la Constitución, declaró el jefe de la delegación permanente de Ucrania ante la Asamblea Parlamentaria de la OTAN, Yegor Chérnev. 

«No nos sentaremos a la mesa de negociaciones con los terroristas, ni introduciremos un estatus especial en las constituciones de estas entidades, ni abandonaremos nuestro rumbo hacia la OTAN o la Unión Europea», dijo Chernev a la prensa. 

Además, Kiev baraja decretar la ley marcial en Donbás, dependiendo de la evolución de la situación, agregó. 

El 21 de febrero el presidente ruso, Vladímir Putin, firmó un decreto para reconocer las repúblicas de Donbás y suscribió con sus líderes Tratados de Amistad, Cooperación y Ayuda mutua con Rusia. 

El mandatario llamó a las autoridades ucranianas a «poner fin de inmediato a las hostilidades,» o en caso contrario «toda la responsabilidad por la posible continuación del derramamiento de sangre recaerá totalmente sobre la conciencia del régimen gobernante en el territorio de Ucrania». 

El reconocimiento de las repúblicas populares va en contra de los Acuerdos de Minsk, suscritos en septiembre de 2014 y en febrero de 2015 en aras de sentar las bases para una solución política al conflicto interno ucraniano. 

Según estos documentos, las repúblicas de Donetsk y Lugansk deberían obtener cierta autonomía y un estatus especial dentro del Estado ucraniano, un compromiso con el que Kiev jamás ha cumplido, alegando que los territorios en cuestión se encuentran «ocupados» por «terroristas». 

El presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, calificó de «violación de la soberanía y la integridad territorial» de Ucrania las últimas acciones de Rusia, y reiteró que las autoridades ucranianas siguen comprometidas con la solución diplomática a la situación. 

(Sputnik) 

Comentarios Facebook