Cinco personas fueron detenidas en España por el hackeo a una empresa para el robo de seis millones de euros en criptomonedas, en el primer caso de estas características resuelto en el país.

La Guardia Civil española logró desarticular «un grupo de ciberdelincuentes que en el verano de 2020 atacó a una empresa española dedicada a la custodia de criptodivisas, materializando el robo de 6.000.000 de euros en criptomonedas pertenecientes a miles de inversores», según informó en un comunicado.

El ataque informático se produjo el pasado verano a raíz de la descarga ilegal por parte de un empleado de la empresa de una película que contenía un virus informático «altamente sofisticado» que permitió a los atacantes controlar su ordenador.

El grupo criminal estudió durante seis meses los procedimientos internos de la empresa y consiguió acceder por medio de una red de ordenadores interpuesta para dar la orden de transacción de las criptomonedas.

Los hechos fueron puestos en conocimiento del Departamento contra el Cibercrimen de la Guardia Civil que inició «con absoluta prioridad» la investigación dado el «elevado número de personas afectadas y del valor de lo sustraído».

Los investigadores identificaron al supuesto operador de la página web de descargas donde se distribuyó el virus y a cuatro personas que habrían recibido parte de las criptomonedas sustraídas.

En noviembre, el cuerpo policial llevó a cabo registros en las provincias españolas de Barcelona, Bilbao y Tenerife, consiguiendo arrestar a cuatro personas, requisar relevante material informático y parte de las divisas robadas.

A partir de estas intervenciones también pudieron localizar a otro presunto receptor de las criptomonedas y está siendo investigada una sexta persona.

La Guardia Civil destacó que el anonimato de las transacciones, por la naturaleza de las criptomonedas, y los movimientos ocultados en un complejo sistema de blanqueo dificultaron en gran medida la investigación.

Desde el cuerpo advirtieron que «el mundo de la criptomoneda, pese a sus múltiples aspectos positivos, entraña diferentes peligros tanto para usuarios como para empresas de servicios del sector».

(Sputnik)

Comentarios Facebook