El Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania (CSND) decidió hoy instaurar el estado de excepción en todo el país, salvo en las regiones de Donetsk y Lugansk, que ya están bajo una administración político-militar. 

La decisión debe ser ratificada ahora por la Rada Suprema o Parlamento ucraniano, señaló en una rueda de prensa el secretario del CSND, Oleksiy Danílov. 

“Hoy mismo informaré de ella a la Rada”, dijo Danílov. 

Subrayó que la implantación del estado de excepción no afectará mayormente a vida de los ucranianos, pero advirtió de que en caso de necesidad los órganos competentes actuarán conforme a la legislación vigente. 

El estado de excepción puede ser impuesto durante 30 días en Ucrania, aunque puede ser prolongado otros 30, explicó Danílov. 

“En caso de necesidad la ley marcial puede ser implantada de manera instantánea. Ahora no hay decisión sobre eso, pero estamos preparados para cualquier cosa”, añadió. 

En cuanto la implantación de toque de queda, Danílov indicó que las decisiones en esa materia serán adoptadas por las autoridades regionales dependiendo de la situación. 

Explicó que en las regiones de Donetsk y Lugansk, parte de las cuales según Kiev se encuentran ocupadas por Rusia, existe un régimen especial regulado por la legislación. 

“Por eso allí no se implanta el estado de excepción. Allí lamentablemente fue implantado hace mucho, en 2014. En el resto de territorio (del país), vuelvo a decirlo, se aplicará un estado de excepción con más o menos rigor en dependencia de las amenazas que puedan surgir en determinados lugares”, añadió. 

Ucrania toma la decisión de instaurar el estado de excepción después de que Rusia reconociera la independencia de Doentsk y Lugansk. 

“En cuanto a un ataque sobre Kiev o cualquier otra ciudad, el rechazo será inmediato. Somos ahora muy conscientes de las amenazas de Rusia. Entendemos claramente que nuestro Ejército está listo para repeler” cualquier acción militar, afirmó Danílov. 

El llamamiento a los reservistas en Ucrania comenzó hoy para los adultos de entre 16 y 60 años, mientras continúan los entrenamientos de las unidades de defensa territorial y de civiles listos a defender su país de la supuesta amenaza rusa. 

Mientras, la Rada Suprema adoptó hoy en primera lectura un proyecto de ley sobre el derecho de los civiles a portar armas de fuego. 

El proyecto propone definir el concepto de la propiedad de armas de fuego en manos civiles y determinar las condiciones y el procedimiento para obtener licencias. 

(EFE) 

Comentarios Facebook