Tras el inicio de la operación militar especial de Rusia en Ucrania, el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, desmintió las declaraciones de su vicepresidente, Hamilton Murao, quien aseguró como vocero oficial que su país condenaba el accionar ruso, lo comparaba con la expansión de la Alemania Nazi y solicitaba «el uso de la fuerza» para defender a Kiev 

«Quien habla sobre esas cuestiones se llama Jair Mesías Bolsonaro y quien tenga dudas, que consulte la Constitución», sentenció el mandatario en una transmisión a través de sus redes sociales en la que apareció franqueado por el canciller, Carlos França.

Si bien Bolsonaro no mencionó a su vicepresidente, leyó un titular de la prensa local en la que se referían las declaraciones de Mourao, quien luego se vio obligado a matizar sus dichos asegurando que solamente estaba emitiendo su opinión, si bien enfatizó que «Brasil no está de acuerdo con una invasión del territorio ucraniano».

«Con todo el respeto a la persona que dijo eso, está hablando algo que no debe, no es de su competencia, es nuestra competencia», replicó el gobernante brasileño. 

De acuerdo con informes de medios y agencias internacionales, trascendió que la embajada estadounidense en Brasilia presionó para obtener una condena a lo que se ha calificado como «la invasión rusa de Ucrania», pero no lo consiguió, pues Bolsonaro solamente indicó que su país haría todo cuanto pudiera «para conseguir la paz».

Se permitió asimismo subrayar que Brasil no distingue en su relación con otros países y aludió al «contacto excepcional» que mantuvo con su homólogo ruso, Vladimir Putin, durante su reciente viaje a Moscú. 

«Siempre, en la medida de lo posible, nosotros queremos la paz. La paz nos interesa a todos; la guerra no le interesa a nadie, pero nuestra posición es por la paz», reiteró. 

Anunció también que se reuniría con su canciller y con el ministro de Defensa, Walter Braga Netto, para «poder dimensionar lo que está ocurriendo» y para definir la postura de Brasil en escenarios como el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas, donde ocupa un escaño no permanente. 

Este lunes, Jair Bolsonaro volvió a concentrar la atención de los medios sobre este tema, pues anunció que le había comunicado formalmente al presidente ruso para informarle que su país mantendría una posición neutral en el conflicto con Ucrania. 

«No hay ninguna sanción ni condena al presidente Putin. El voto de Brasil no está definido y no está ligado a ningún poder, nuestro voto es libre y se dará en esta dirección. No podemos interferir. Queremos la paz, pero no podemos traer las consecuencias aquí», argumentó.

Sin embargo, descartó enteramente que el líder ruso esté interesado en masacrar al pueblo ucraniano, como se ha aducido para justificar las duras sanciones económicas y financieras impuestas por Estados Unidos, países europeos y Japón. 

«Está interviniendo en dos regiones del sur de Ucrania que, en un referéndum, más del 90 por ciento de la población quería independizarse, acercándose a Rusia», justificó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook