En pleno cruce de acusaciones entre Estados Unidos y Rusia por el futurible uso que podría darse en el contexto de la guerra de Ucrania a las armas biológicas, aquellas que se sirven de microorganismos o toxinas para causar daños por medio de sus propiedades tóxicas, la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha aconsejado a Ucrania destruir aquellos patógenos que se pueden considerar una alta amenaza de entre los que se encuentran almacenados en los laboratorios del país para evitar cualquier potencial propagación que derive en la extensión de enfermedades peligrosas, informa la agencia de noticias Reuters citando fuentes de la OMS.

Debido al avance de las tropas rusas en el país vecino y a los continuos bombardeos que asedian las ciudades ucranianas, expertos en bioseguridad apuntan que ha aumentado el riesgo de escape de patógenos ante la posibilidad de que alguna de las instalaciones que sirven de laboratorios resulten dañadas en alguno de los ataques de Rusia. «Hemos trabajado para asegurarnos de que los patógenos de alta amenaza sean esterilizados y destruidos. Trabajamos también en asegurar y monitorizar cualquier ataque o daño a instalaciones químicas, así como a centrales nucleares de Ucrania», expresó recientemente en una conferencia de prensa virtual el doctor Mike Ryan, director ejecutivo del programa de Emergencias Sanitarias de la OMS.

En sintonía con lo que reporta también Reuters, la OMS ha declarado haber colaborado «durante varios años» para promover prácticas de seguridad en los laboratorios de salud pública de Ucrania, aquellos en los que se investiga cómo mitigar las amenazas de enfermedades peligrosas que afectan tanto a animales como a seres humanos, con la intención de prevenir «la liberación accidental o deliberada de patógenos». «Como parte de este trabajo, la OMS ha recomendado encarecidamente al Ministerio de Salud de Ucrania y otros organismos responsables que destruyan los patógenos de alta amenaza para evitar posibles derrames», expresan en este sentido fuentes de la OMS citadas por Reuters, aunque sin especificar cuándo se hicieron las recomendaciones ni cuáles son los patógenos o toxinas que se ha recomendado destruir.

(elconfidencial.com)

Comentarios Facebook