Ahora los canales de Sputnik no están disponibles para ver en una vasta mayoría de países del mundo.

Google anunció previamente sus planes de bloquear los canales de los medios estatales rusos, así como los canales financiados por el Estado, anunció el portavoz de la empresa Farshad Shadloo.

A pesar de ello, puede seguir disfrutando del contenido de Sputnik y de las noticias en formato de video en la plataforma Odysee, que dejó claro que no censurará a ningún medio de comunicación por el antojo de las autoridades de algunos países. Además, a diferencia de YouTube, Odysee paga a sus usuarios por ver videos, así que ahora probablemente sea el mejor momento para hacer el cambio.

Una fuente adicional de contenido multimedia de Sputnik Mundo, es el canal de Telegram dedicado a los videos de actualidad, virales, ciencia y tecnología.

Además, YouTube comunicó en su cuenta de Twitter que paraliza «todas las formas de monetización» en su plataforma en Rusia. YouTube también elimina el contenido sobre la operación de Rusia en Ucrania que va en contra de la política de la plataforma.

Este bloqueo se ha dado poco después de que se diera a conocer que Meta decidió permitir las llamadas a violencia contra las personas de nacionalidad rusa, ante todo los militares y los presidentes de Rusia y Bielorrusia. Según los documentos filtrados, la compañía decidió permitirlo en todas sus plataformas, incluyendo a Facebook, Instagram y WhatsApp.

Más tarde la compañía de Mark Zuckerberg se retrajo, asegurando que no tiene ningún problema con el pueblo ruso, no tolerará la rusofobia ni ningún tipo de acoso, discriminación o violencia hacia los rusos. Con ello, en Meta no pudieron asegurar o explicar de qué manera podrán filtrar los mensajes de odio dirigidos contra los militares de los que van dirigidos al pueblo de Rusia en general.

Esto supone un precedente peligroso, puesto que a raiz de la avalancha mediática incluso hubo víctimas mortales a causa del odio contra los ciudadanos rusos y bielorrusos, como fue el caso de dos camioneros bielorrusos que fueron asesinados por sus colegas ucranianos en Italia, así como la vandalización de los bienes de los rusos por todo el mundo.

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció el 24 de febrero el lanzamiento de una «operación militar especial» en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al «genocidio» por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es «la desmilitarización y la desnazificación» de Ucrania.

(Sputnik)

Comentarios Facebook