El Departamento de Estado de los Estados Unidos estaría gastando más de dos millones de dólares mensuales para proteger al exsecretario de Estado de la administración Trump, Mike Pompeo y a un excolaborador suyo por supuestas amenazas «graves y creíbles» recibidas de parte de Irán, informa The Associated Press (AP), citando un informe presentado ante el Congreso.

De acuerdo con la agencia estadounidense, en el documento fechado el 14 de febrero y que habría obtenido de forma exclusiva, se precisa que «el costo de proteger a Pompeo y al exenviado a Irán Brian Hook entre agosto de 2021 y febrero de 2022, ascendió a 13,1 millones de dólares».

Comentarios Facebook

Siempre siguiendo esta versión, la inteligencia estadounidense habría evaluado que las amenazas contra Pompeo y Hook eran constantes desde que abandonaron sus posiciones y se especula que podrían empeorar, incluso a pesar de que Washington y Teherán negocian indirectamente la restitución del acuerdo nuclear de 2015.

AP precisa que por haber ejercido como secretario de Estado, Pompeo gozaba de protección hasta 180 días después de abandonar su cargo por parte de la Oficina de Seguridad Diplomática del Departamento de Estado, pero en su caso, su sucesor, Antony Blinken, ha tenido que extenderla reiteradamente cada 60 días.

En el informe referido por esta fuente se indica que la razón de esta extensión sería que existe «una amenaza grave y creíble proveniente de una potencia extranjera o de un agente de una potencia extranjera debido a las responsabilidades desempeñadas por el exsecretario Pompeo cuando trabajó para el departamento».

Asimismo, se conoció que Blinken también extendió la protección hacia Hook, en vista de que él y Pompeo solían ser la cara visible de la estrategia de «máxima presión» desarrollada durante el gobierno de Donald Trump y que implicó la imposición de severas medidas coercitivas unilaterales contra Irán.

Trascendió además que la última prórroga está próxima a vencer. El Departamento de Estado y el director de la Inteligencia Nacional tendrán que determinar el 16 de marzo si procede una nueva ampliación.

«Funcionarios estadounidenses afirman que las amenazas fueron discutidas en las conversaciones nucleares en Viena, donde Irán ha exigido la eliminación de todas las sanciones en su contra de la era de Trump», agrega AP.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook
center>