En violación de todas las leyes sobre relaciones diplomáticas, unos guardias fronterizos de Ucrania asaltaron con fusiles al embajador de Bielorrusia, Ígor Sókol, e intentaron humillarlo delante de las cámaras, pero el diplomático no cedió.

El canal de televisión bielorrusa Belarus 1 informa que los guardias fronterizos lo detuvieron de manera ilegal, y entre otras cosas, le amenazaron con el objetivo de abrir el correo diplomático. Los hechos ocurrieron en el punto de control entre Ucrania y Moldavia el 18 de marzo.

«Le quitaron a nuestra delegación tres radios, destrozaron las bolsas, destriparon todas las cajas, y nos amenazaron con fusiles de asalto para abrir el correo diplomático», relataron para la cadena de televisión.

También destacaron que uno de los objetivos de este asalto fue provocar a la delegación bielorrusa, pero esta no cedió. Así, en un video difundido en las redes sociales se puede ver el enfrentamiento del embajador con un representante del servicio fronterizo en el punto de control de Mogilev-Podolski.

En el video se muestra cómo el embajador se presenta y exige que el militar también lo haga. Por su parte, el militar le dice que los altos mandos del servicio fronterizo le dieron la orden de que le dé al embajador «30 monedas de plata». Por su parte, el embajador dice que para él no es una оrden, se da la vuelta y se va, pero el agente le tira la bolsita con monedas.

El embajador contó en la televisión que los agentes de aduanas violaron las leyes internacionales, pues revisaron el auto completamente, e incluso los agentes retiraron paneles del interior del vehículo. Lo mismo ocurrió con las pertenencias personales de los diplomáticos.

Saqueo indiscriminado en las fronteras ucranianas

Con ello, Sókol comentó que mientras ocurría todo esto, él junto con su delegación pudieron ver una actitud incluso más criminal con respeto a los ciudadanos ucranianos que intentaban salir del país.

«Es un desmadre bajo el pretexto de la ley marcial, que casi llega al saqueo no encubierto. Cuando bajo el pretexto de necesidades de defensa se puede extraer cualquier cosa que te guste. Hemos visto cómo arrebatan a la gente sus autos y pertenencias personales para las necesidades de defensa», narró el embajador.

Sókol explicó que el Ministerio de Exteriores de su país decidió evacuar a los empleados de la embajada bielorrusa en Kiev porque estaban, en esencia, en un estado de asedio. De acuerdo con el diplomático, congelaron todas las cuentas bancarias de la embajada, y «hubo amenazas incesantes de asesinatos».

(Sputnik)

 

 

 

Comentarios Facebook