A pesar de haber pasado a la historia como un icono de estilo y una mujer de porte inolvidable (amén de todas las reivindicaciones que realizó), Lady Di también tenía, como casi todo el mundo, alguna que otra fotografía que bien preferiría que no existiera. Y sin embargo, no solo existe uno de esos retratos que tanto llegaron a incomodarla, sino que sale a subasta por un increíble precio.

La imagen es de la princesa Diana de Gales cuando esta apenas contaba con 25 años, en 1986, y fue tomada por el fotógrafo inglés Terence Donovan, famoso por su trabajo en el mundo de la moda y por haber dirigido varios videoclips como los de varios éxitos de Robert Palmer, como Simply Irresistible o Addicted to Love.

El retrato será subastado por la casa británica Bonhams con un precio de salida de 20.000 dólares este mismo miércoles y la mayor particularidad que tiene es que, tal y como recuerda el periódico Daily Mail, desagradó muchísimo a la protagonista. “Cuando Diana vio la fotografía, hizo una mueca extraña y expresó su disgusto con el resultado”, ha recordado Sarah Lindberg, especialista de Bonhams.

Esta anécdota le ocurrió al comprador original de la fotografía, un fan declarado de la princesa que se acercó a ella con la imagen, en la que aparece Lady Di, muy seria y joven, con un vestido strapless hecho en terciopelo corrugado de color morado, para que le firmara un autógrafo sobre ella.

“Se la puso delante y [Diana] dijo: ‘Oh, no, no me gusta esa foto’”, ha explicado Lindberg, así como que más tarde la imagen, para incomodidad de la ya entonces fallecida princesa, fue reproducida en una colección de sellos que salió a la venta tras su muerte en 1997, tal y como ha mencionado la casa Bonhams en redes sociales para promocionar la subasta que se llevará a cabo en Knightsbridge, en Londres.

(20 Minutos)

Comentarios Facebook