«Es un día trascendental, no sé si para bien o para mal». Con esta frase inició el filósofo, comunicador y analista político Miguel Ángel Pérez Pirela la edición 426 de su programa Desde Donde Sea, pues este jueves se desarrollaron en Bruselas tres cumbres extraordinarias con las que oficialmente Occidente pretende evitar una confrontación directa con Rusia a partir de nuevas sanciones y un despliegue militar que desde esos países se ha llamado «disuasorio».

A estos fines, detalló, se reunieron de manera extraordinaria los jefes de los Estados miembros de la OTAN, del Consejo de Europa y del G7. «Es realmente un momento histórico, no sé si para bien o para mal», reiteró.

Agregó, asimismo, que el presidente ucraniano, Volodímir Zelenski, participaría virtualmente en los encuentros, pese a que su país no integra ninguno de los organismos.

Por otro lado, indicó que el Reino Unido, cuyo primer ministro Boris Johnson, prometió a Zelenski que promovería la agenda ucraniana en los distintos foros, aprobó sanciones contra 59 personas del ámbito privado aparentemente relacionadas con el Kremlin.

Pérez Pirela puntualizó que hoy día también fue la oportunidad para que se anunciaran nuevas sanciones. Todo el mundo esperaba a Biden en Bruselas para conocer exactamente de qué se trataba y apuntó que según el presidente francés, Emmanuel Macrón, en unos 12 meses podría desatarse una hambruna global.

Washington ya había anunciado que impondría nuevas restricciones a Moscú, con el fin de «cerrar» cualquier resquicio que le permitiera al gobierno del presidente Vladímir Putin evadir las sanciones.

Los días previos, medios occidentales especularon que las medidas coercitivas unilaterales podrían enfocarse en los miembros de la Duma Estatal (cámara baja del Parlamento), así como contra las transacciones con China e India, en virtud de la negativa de esos países a sumarse a la lista de sancionadores.

A modo de inciso refirió que empresas privadas francesas, como por ejemplo, la Renault, que no quería retirarse del mercado ruso, cedió a las presiones y acabó cerrando sus fábricas, lo que dejó sin empleo a miles de ciudadanos, si bien muchas otras compañías galas se han negado a salir de Rusia.

De vuelta a las sanciones, precisó que este jueves se conoció que si bien el Departamento del Tesoro de los Estados Unidos sancionó a 328 diputados rusos, el resto de las medidas punitivas recayó sobre «decenas» de empresas de defensa y sobre el Banco Central del país eslavo.

En particular, se vetaron todas las transacciones que involucran al oro ruso depositado en su Banco Central, una iniciativa que había sido avanzada por el primer ministro del Reino Unido, Boris Johnson, justo antes de partir a la cumbre de la OTAN, explicó.

Del mismo modo destacó que el ‘premier’ inglés expresó que su país necesitaba «hacer más». «Cuanta más presión apliquemos ahora, particularmente en cosas como el oro, más creo que podemos acortar» el conflicto, argumentó el funcionario.

«No olvidemos que el oro venezolano sigue secuestrado, robado en un banco inglés», agregó Pérez Pirela, quien subrayó que la piratería es una de las especialidades de los gobiernos ingleses, que siguen haciéndose de los dineros de otros países en nombre de la libertad y la democracia.

Como cabía esperar, indicó, desde Rusia se respondió inmediatamente a esta nueva avanzada occidental. Más específicamente se informó que el Kremlin trabaja con Irán para desarrollar una alternativa al sistema de pagos interbancarios SWIFT.

Sobre esto señaló que Kazem Yalali, embajador de Irán en Moscú, informó este jueves que los gobiernos de las dos naciones mantienen conversaciones para que Teherán reconozca el sistema de pagos ruso «Mir», así como la interconexión de sus entidades financieras con el Sistema de Transferencia de Mensajes Financieros (SPFS, por sus siglas en inglés), que es el equivalente ruso del SWIFT.

«Estamos haciendo esfuerzos en esta dirección para realizar buenos eventos en esta área en el futuro (conexiones con el SFPS). Este tema (el pleno reconocimiento del sistema Mir) también está en la agenda, que nosotros estamos discutiendo con colegas rusos», citó el analista las palabras que dijera el diplomático a los periodistas.

Sobre esto, destacó que este miércoles, el Fondo Monetario Internacional admitió que observaba una «fragmentación creciente» en los sistemas de pagos internacionales y adelantó que si el conflicto en Ucrania se prolongaba, algunos países podrían evaluar la conveniencia de mantener sus reservas internacionales en dólares y migrar una parte de ellas hacia otras monedas de reserva.

Pérez Pirela explicó que en términos prácticos, este esquema de mensajería alternativa permitiría a los dos países comerciar y eludir las restricciones impuestas por Occidente sobre sus economías.

Movimientos preparatorios y decisiones ya anunciadas

Para el comunicador, no puede dejarse de lado en la interpretación de los resultados de las cumbres de alto nivel desarrolladas este jueves en Bruselas, pues la jornada previa estuvo plagada de declaraciones incendiarias y de movimientos diplomáticos de distinto nivel.

Del lado ruso, el presidente Vladímir Putin anunció que en adelante, «países no amistosos» tendrán que cancelar el pago de sus mercancías en rublos y anunció la expulsión de diplomáticos estadounidenses, al tiempo que Polonia bloqueó las cuentas bancarias de la embajada rusa en Varsovia, con el argumento de que los fondos podrían usarse para el financiamiento de actividades terroristas y convocó al jefe de la misión diplomática, Serguéi Andréyev, para comunicarle la expulsión de 45 diplomáticos rusos a quien se sindica de espionaje, sintetizó.

Adréyev dijo a una cadena rusa que «las cuentas fueron bloqueadas primero por decisión del Ministerio de Finanzas y luego por decisión de un fiscal polaco sobre la base de que los fondos de nuestras cuentas supuestamente pueden usarse para lavar fondos obtenidos ilegalmente o para financiar el terrorismo», aseveró Andréyev a una cadena rusa.

Asimismo, resaltó que el Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas rechazó una propuesta de resolución humanitaria para el cese al fuego en Ucrania orientado a la evacuación de civiles promovida por Rusia y China.

Al respecto, puntualizó que aunque ningún país votó en contra, solo sus promotores lo hicieron a favor, al tiempo que los restantes miembros, incluidos Reino Unido, Estados Unidos y Francia, que gozan de un asiento permanente, declinaron pronunciarse en torno  al documento.

Vasily Nebenzya, representante permanente de la Federación Rusa en la ONU, rechazó la negativa y acusó a Occidente de politizar la resolución, que en su decir, fue redactada siguiendo lo sugerido por Francia y México.

Indicó, asimismo, que en su intervención, el embajador chino lamentó que la iniciativa no consiguiera el respaldo esperado, toda vez que conminaba a las partes involucradas a evitar ataques contra infraestructura civil y proteger a los ciudadanos que no participan de las acciones armadas.

Este jueves, la Asamblea General de la ONU aprobó una resolución con 140 votos a favor promovida por Francia y México, en la que se demanda a Rusia el cese inmediato de las hostilidades, si bien se presentó una resolución alternativa a instancias de Sudáfrica y respaldada por China, en la que se exhortaba a las partes a mantener los mecanismos de diálogo para alcanzar la paz.

El representante permanente de Rusia ante la Organización de las Naciones Unidas (ONU), Vasili Nebenzia, calificó de «pseudohumanitaria» la resolución sobre Ucrania patrocinada por Occidente, adoptada por la Asamblea General del organismo, contra la que votaron Rusia, Bielorrusia, Eritrea, Corea del Norte y Siria.

«Creo que no vale la pena entrar en las razones por las que Rusia votó en contra del proyecto de resolución pseudohumanitaria presentado por los países occidentales y Ucrania», declaró Nebenzia.

De otro lado, Pérez Pirela resaltó que a pesar de este revés diplomático, el Ministerio de Defensa de Rusia comunicó a la víspera que creará un corredor humanitario para que los barcos extranjeros atracados en los puertos ucranianos puedan abandonar de forma segura el territorio.

En paréntesis, advirtió que desde los medios occidentales se está tejiendo una nueva narrativa según la cual Rusia está a punto de perder la guerra porque no tiene un ejército preparado. «Se están engañando a ellos mismos de que Rusia perdió la guerra», aseguró, pues a su juicio, es una estrategia de guerra mediática.

Regresando al tema, relató que del lado de la OTAN, su secretario, Jens Stoltenberg dijo este miércoles en una rueda de prensa que aspiraba que en la reunión de este jueves, la Alianza aprobara más apoyo logístico y militar para Ucrania.

«Mañana espero que los aliados acepten brindar apoyo adicional, incluida la asistencia de seguridad cibernética, así como equipos para ayudar a Ucrania a protegerse contra amenazas químicas, radiológicas y nucleares», citó al líder de la OTAN, quien también precisó que también esperaba que se aprobara un reforzamiento a otros países como Georgia o Bosnia Herzegovina, que en sus dichos, estarían vulnerables frente a una eventual acción armada de Rusia.

«Espero que los aliados acuerden reforzar la postura de la OTAN en todos los ámbitos, con un incremento importante en nuestras fuerzas de tierra, mar y aire en el flanco oriental de la Alianza. El primer paso es el despliegue de cuatro nuevos grupos de batalla de la OTAN», dijo Stoltenberg.

En particular, explicó, el jefe de la Alianza Atlántica se refería al envío de más tropas a Estonia, Letonia y Polonia, así como de nuevos grupos en Bulgaria, Hungría, Rumanía y Eslovaquia, donde ya la Alianza tiene un despliegue militar sin precedentes.

De conformidad con esta narrativa, el especialista apuntó que el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, solicitó a la OTAN «ayuda militar ilimitada» en una intervención por videoconferencia en la cumbre de este jueves.

Zelenski recordó que su gobierno solicitó aviones de combate y tanques, así como el establecimiento de una zona de exclusión aérea en el territorio ucraniano, pero hasta ahora, sus demandas no han sido atendidas.

A ese respecto, el mandatario ucraniano dijo: «Les pido que reconsideren su actitud, sus estimaciones y cuiden la seguridad. Ustedes pueden proporcionarnos el 1 % de sus aviones, el 1 % de todos sus tanques, no podemos simplemente comprarlos, dichos suministros dependen solo de la decisión de la OTAN».

Si bien la Alianza no otorgó a Kiev lo que solicitó, sí se comprometió a proporcionarle respaldo en ciberseguridad, así como equipos defensivos para armas químicas y nucleares, tal y como lo había anunciado Stoltenberg.

También se aprobó el reforzamiento de la frontera este de la OTAN, lo que en la práctica significa que se enviarán más tropas y más armas a las inmediaciones de Rusia, que es precisamente el origen de esta guerra, puntualizó el analista.

«La OTAN está huyendo hacia adelante porque se están encontrando barbaridades: laboratorios de armas químicas y biológicas», alertó

Seguidamente, Pérez Pirela puso el acento sobre Polonia, que ha desempeñado un rol clave en las últimas semanas en los cercos impuestos a Moscú, demandó a la Alianza Atlántica el envío de una misión de paz a Ucrania compuesta por 10.000 efectivos de los distintos países miembros, pero de momento tal alternativa ha sido descartada.

«Polonia es un país pobre, es de los últimos en llegar a la Unión Europea y los polacos han sido utilizados por los países fuertes de Europa como Alemania y Francia como mano de obra barata; Polonia está sobrepasando su posición y está provocando a la Federación Rusa, con quien tiene una larga historia», añadió a modo de contexto.

Desde el gobierno ruso se recordó que el despliegue de fuerzas militares de la OTAN en suelo ucraniano, conduciría inevitablemente a una confrontación directa, un escenario que ni Occidente ni Rusia desean.

El canciller ruso, Serguéi Lavrov dijo este miércoles que esto «conllevaría a enfrentamientos directos entre fuerzas de Rusia y de la OTAN, algo que no es que todos quisiéramos evitar, sino que declaramos que no deben producirse por principio».

Probables armas químicas rusas versus comprobadas armas biológicas de EEUU en Ucrania

La antítesis es entre probables armas químicas rusas versus las comprobadas armas biológicas de Estados Unidos en Ucrania, alertó Miguel Ángel Pérez Pirela, pues la OTAN, con Estados Unidos a la cabeza, insiste en que la posibilidad de un ataque ruso con armas químicas en Ucrania «es real». Así lo dijo este miércoles el presidente estadounidense, Joe Biden, antes de partir a Bruselas a las reuniones de alto nivel.

En el mismo orden señaló que el secretario general de la Alianza Atlántica, por su lado, aseveró que el uso de armas químicas o nucleares cambiaría fundamentalmente la naturaleza del conflicto, aunque se negó a esclarecer si esa posibilidad supondría la entrada directa de las tropas de la OTAN a la guerra en Ucrania.

Como ha sucedido en otras ocasiones, Washington afirma que posee informes de inteligencia y de personal en el terreno que sugieren que el Kremlin posee armas químicas y estaría dispuesto a usarlas en Ucrania, si bien hasta el momento no ha mostrado prueba alguna que sustente tan delicada acusación.

«Lo mismo pasó en Irak: mostraron una foto que terminó siendo tesis de un estudiante para decir que Irak tenía armas de destrucción masiva, destruyeron el país, se robaron todo el petróleo», dijo el analista, pues se trata de la misma matriz de opinión que se avanza hoy contra Rusia.

Aportando otro dato, precisó que en su intervención ante los Jefes de Estado y de Gobierno de la OTAN, el presidente de Ucrania, Volodímir Zelenski, acusó a Rusia de usar bombas de fósforo en sus ataques, un argumento con el que pretendió que el bloque militar se comprometiera a enviar más armas y tropas, cosa que solo consiguió a medias.

Refirió, asimismo, que mientras la ONU votaba la propuesta rusa, el secretario de Estado de los Estados Unidos, Antony Blinken aseveró que con base en información pública y de inteligencia con la que cuenta el gobierno de su país, las fuerzas rusas habrían cometido crímenes de guerra en Ucrania, específicamente en la ciudad de Mariúpol.

A modo de contraste, refirió que desde Moscú han revelado documentación que da cuenta del alcance del financiamiento y participación del Departamento de Defensa de los Estados Unidos en una treintena de laboratorios de investigación biológica con fines bélicos asentados en suelo ucraniano.

Según expresara Ígor Konashénkov, portavoz del Ministerio de Defensa de Rusia, el proyecto, codificado con las siglas U-P-2, «fue desarrollado y aprobado precisamente en el Pentágono» y tenía como finalidad desarrollar nuevas cepas de ántrax, detalló.

Además, según lo señalado por el alto funcionario ruso, una farmacéutica financiada directamente por el Departamento de Defensa de los Estados Unidos, presionó al Ministerio de Salud de Ucrania para que adquiriera medicamentos no aprobados para administrárselos a soldados ucranianos.

Pérez Pirela destacó que en esta primera intervención, Konashénkov prometió que revelaría más detalles de las actividades ilegales de Estados Unidos en Ucrania y mientras se sucedía la Cumbre de la OTAN, el Ministerio de Defensa de Rusia mostró documentos que comprueban la participación de Hunter Biden, hijo del mandatario estadounidense, Joe Biden en dichas operaciones.

En concreto, fue Ígor KirÍlov, jefe de las Fuerzas de Defensa Radiológica, Química y Biológica de las Fuerzas Armadas rusas, quien informara este jueves que el fondo de inversión Rosemont Seneca del hijo del presidente estadounidense Joe Biden, Hunter Biden, participó en la financiación del programa biológico militar del Pentágono en Ucrania.

Como fundamento de sus señalamientos, Kirílov indicó que en un documento firmado por el subsecretario de Estado del gabinete ucraniano consta que 30 laboratorios locales realizaban actividades biológico-militares.

El general ruso dijo a los medios: «Tenga en cuenta que tiene ante sí un mapa de registro que confirma que exactamente 30 laboratorios ucranianos, ubicados en 14 lugares, participaron en actividades militares-biológicas a gran escala en Ucrania. El documento está firmado por Víktor Polishchuk, subsecretario de Estado del Gabinete de Ministros de Ucrania».

Así las cosas, el Ministerio de Defensa de la Federación de Rusia estima necesario solicitar explicaciones a Washington sobre los fines de sus laboratorios de investigación biológica desplegados en todo el mundo.

De hecho, apuntó, según las autoridades rusas, el fondo de inversiones propiedad de Hunter Biden está estrechamente relacionado con los principales contratistas del Pentágono, incluyendo Metabiota, considerado como el principal proveedor de los biolaboratorios asociados al Departamento de Defensa de los Estados Unidos.

Pérez Pirela advirtió que la trama no acaba allí, pues el programa estadounidense de investigación biológica en Ucrania también habría recibido financiamiento de la Agencia de los Estados Unidos para el Desarrollo Internacional (USAID), la Fundación Soros y los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC). Precisó, asimismo, que la supervisión científica habría estado en manos del Laboratorio Nacional Los Alamos, encargado del desarrollo de armas nucleares como parte del Proyecto Manhattan.

«Todo esto es muy, pero muy grave; muy, muy turbio», señaló, tras lo cual refirió que por si ello no bastase, el Ministerio de Defensa ruso aseguró que según la documentación analizada, el Departamento de Defensa de los Estados Unidos presionó directamente al Ministerio de Salud de Ucrania para que realizara ensayos clínicos no autorizados de medicamentos no certificados sobre soldados ucranianos.

El director de LaIguana.TV calificó de «gravísimas» estas revelaciones, al tiempo que alertó que con las acusaciones a Rusia relacionadas con el uso de armas químicas en Ucrania, Occidente pretendía esconder que el hijo de Joe Biden está implicado el desarrollo de armas de destrucción masiva en Ucrania, algo que denunció directamente Rusia esta jornada.

Entrando en detalles, refirió que el Comité de Investigación de Rusia aseguró este viernes que el Ministerio de Defensa ruso tiene pruebas de que Estados Unidos está trabajando en armas de destrucción masiva en Ucrania, cuyo objetivo sería «socavar» la seguridad del país eslavo.

En un comunicado difundido en su canal de Telegram, el organismo indicó que: «Los datos expresados indican un serio trabajo sistemático para desarrollar armas de destrucción masiva en Ucrania y dirigido a socavar la seguridad de la Federación de Rusia».

Para completar esta reseña, indicó que el presidente del organismo, Alexandr Bastrikin, ordenó una investigación sobre las fuentes de financiación para el desarrollo de armas biológicas en Ucrania y se incorporen los datos revelados por el Ministerio de Defensa de Rusia, de cara a la investigación penal.

Amenazas: la respuesta de EEUU al escándalo de las armas biológicas

Con respecto a la respuesta estadounidense, que Pérez Pirela calificó de «huida hacia adelante», relató que sin referirse directamente al escándalo de las armas biológicas en el que está involucrado su hijo, Hunter Biden, el presidente estadounidense, Joe Biden, amenazó a Rusia de intervenir en la contienda si usaba armas químicas en Ucrania, aunque matizó que su respuesta dependería de «la naturaleza del uso». También, en nombre de la OTAN, anunció el despliegue de todas sus fuerzas defensivas contra armas químicas y nucleares en su flanco este.

Asimismo comentó que el mandatario estadounidense cargó contra China, por su supuesto respaldo a la operación militar rusa en Ucrania y en ese orden, refirió la conversación que sostuviera la semana previa con su homólogo Xi Jinping, a la que calificó de «muy directa».

«Se lo dije claramente, no hice amenazas», sostuvo Biden, agregando que insistió en que Beijing «entendiera las consecuencias» de cooperar con Rusia, en particular porque el gigante asiático está interesado en tener «un crecimiento económico con Europa y Estados Unidos». En su decir, le habría dejado claro a Xi que «se pondría a sí mismo en un peligro significativo y a esos objetivos si de hecho siguiera adelante».

De otro lado, destacó que Biden no descartó que Ucrania tenga que ceder el Donbás en el marco de sus negociaciones con Rusia para detener la guerra, si bien indicó que esa era una decisión exclusiva de los ucranianos.

Del mismo modo, el gobernante reconoció que las sanciones impuestas a Moscú entrañan un riesgo de desabastecimiento global –algo a lo que también hizo referencia el presidente francés, Emmanuel Macron– aunque no anunció ninguna medida o plan de contención ante esta amenaza.

Al respecto, citó la afirmación del presidente estadounidense: «El precio de las sanciones afectará no solo a Rusia sino a muchas otras naciones, incluyendo las de Europa, y a Estados Unidos también. Tanto Rusia como Ucrania han sido el granero de Europa».

«A Biden no le interesa en lo absoluto que Europa coma o no coma, ni el impacto que esto va a tener en los países del mundo, que se traducirá en una hambruna mundial. Lamentablemente, por muy apocalípticas que puedan sonar mis palabras, es el escenario previsto para lo energético y para lo alimentario», concluyó.

(LaIguana.TV)

Comentarios Facebook