Chile y Bolivia se enfrentarán nuevamente este viernes en la Corte Internacional de Justicia (CIJ) de La Haya (Países Bajos) por el caso de las aguas del Silala. 

Chile solicita a La Haya que declare el Silala un río internacional de cauce sucesivo y de uso de aguas compartidas. Por su parte, Bolivia sostiene que el Silala es un afluente que nace en su territorio en manantiales y en aguas subterráneas y exige a la contraparte el pago por el uso de estas aguas. 

Con esta demanda, Chile “resguarda sus derechos de uso sobre las aguas del río Silala” ante la postura de Bolivia de “que era dueña del 100 % de sus aguas”, conforme señala un documento entregado a la prensa por la Cancillería chilena. 

El proceso ocurre luego que Chile aceptara el pago del 50 % del consumo de las aguas en un preacuerdo alcanzando con Bolivia en mayo de 2009. Pero el Gobierno boliviano planteó dos años después que el pago fuera desde la concesión de las aguas a Chile a principios del siglo XX, reconociendo una deuda histórica. 

En junio de 2016, Santiago demandó a La Paz ante la CIJ y presentó su réplica en febrero de ese mismo año, argumentando que el Silala debe tratarse como un río internacional. 

En agosto de 2018, Bolivia presentó sus argumentos a la demanda chilena y “contrademandó” al país en la misma causa, afirmando que una parte importante del flujo de agua que corre hacia Chile es de carácter artificial y que debe pagar por su uso. 

La demanda por las aguas del Silala se suma a otros contenciosos entre ambos países, entre ellos el reclamo de Bolivia por una salida soberana al océano Pacífico. 

(HispanTV) 

Comentarios Facebook