Los ataques aéreos de Rusia destruyeron 29 objetivos militares en Ucrania en la noche del 6 a 7 de abril, comunicó el Ministerio de Defensa ruso.

El portavoz de la cartera, general mayor Ígor Konashénkov, precisó que estas instalaciones incluyen dos puestos de mando, un radar del sistema de misiles antiaéreos S-300, siete baterías de artillería, un depósito de municiones y diez bastiones o aglomeraciones de material bélico.

«Los misiles aéreos y navales de alta precisión destruyeron anoche cuatro depósitos de carburantes en las zonas de Nikoláev, Zaporiyia, Járkov y Chugúev que proveían a las tropas ucranianas en Járkov, Nikoláev y Donbás», agregó Konashénkov.

Un video publicado por Defensa muestra una fragata de la Flota del mar Negro disparando simultáneamente cuatro misiles de crucero Kalibr contra objetivos terrestres en el territorio de Ucrania.

Los sistemas rusos de defensa aérea, según el portavoz, derribaron anoche cinco aparatos aéreos no tripulados, con lo que se eleva a 413 el total de los drones ucranianos que Rusia da por abatidos desde el 24 de febrero pasado.

En lo que dura la operación, según el ente castrense, el ejército ruso destruyó también 125 aviones, 93 helicópteros, 227 sistemas de misiles antiaéreos, 1.987 blindados, 218 lanzacohetes múltiples, 866 sistemas de artillería y 1.894 vehículos militares.

(Sputnik)

Comentarios Facebook