Ciudadanos rusos en Almería están sufriendo el bloqueo en sus cuentas en sus sucursales bancarias de Unicaja, según las quejas recibidas hasta ahora, en el contexto de las instrucciones europeas tras las sanciones impuestas a Rusia por la operación militar en Ucrania, tal y como ha informado la asociación ‘Almería en Rusia’ (Almería po-Russki), con sede en Roquetas de Mar.

“En los últimos días hemos recibido un buen número de quejas de clientes, todos ellos residentes en la provincia que manifiestan que se les ha impedido ingresar dinero en efectivo, incluso cantidades muy pequeñas, en sucursales de Unicaja en el Poniente, en poblaciones como El Ejido o Roquetas de Mar”, dice Manuel Castillo, presidente de la asociación.

Para la organización, así como para algunas de las personas que han sufrido estos problemas, se trata de “una discriminación”, puesto que, argumentan, los afectados son personas que llevan muchos años viviendo y trabajando en España, con cuentas en los bancos españoles y que no tienen absolutamente nada que ver con el conflicto en Ucrania.

Es el caso de Victoria, una mujer rusa que vive y trabaja como propietaria de un negocio “desde hace más de 20 años” en El Ejido, y que vio como en su sucursal ‘de toda la vida’ de Unicaja le han bloqueado su cuenta, de forma que ni siquiera le han permitido hacer el ingreso de una cantidad que le faltaba para pagar su cuota de autónoma. En su misma oficina, una amiga tampoco pudo ingresar 55 euros para pagar la luz. “Si no la paga el lunes se la cortarán, estáis atentando contra los derechos básicos”, dice la afectada en un video que ha podido visionar este periódico.

Restricciones

Victoria afirma que en la oficina le reconocieron que existía una restricción contra cuentas de rusos en España, y que para practicar cualquier ingreso era necesario “pedir una autorización a la central de la entidad, debido a la guerra en Ucrania”. “¿Pero qué tengo que ver yo con la guerra, que llevo 20 años en España trabajando honradamente y pago mis impuestos?”, se pregunta. En su caso, intentó hacer el ingreso el pasado miércoles, y a día de hoy todavía no tiene la autorización de su banco.

Una situación similar ha vivido Alina en una sucursal de Unicaja en Roquetas de Mar, que no ha permitido hacer un ingreso de 100 euros para pagar el recibo del agua, ni a ella ni a su madre. En su caso, según explica, el responsable de la oficina le reconoció que “se han bloqueado determinadas cuentas, de rusos y bielorrusos”.  El director le ha pedido el documento de identidad de ambas para “consultar si se podían desbloquearlas”. Estoy muy enfadada, me da mucha rabia porque llevo 14 años aquí y no tengo nada que ver con la guerra”, protesta.

Situaciones similares se han producido en otras provincias españolas, a raíz de que a finales de febrero, solo días después de que comenzara la operación militar en Ucrania, Europa prohibiera a las entidades bancarias aceptar depósitos de clientes rusos establecidos o residentes en ese país o en otros que no pertenecieran a la UE o al espacio económico europeo, si el valor total de los depósitos es superior a 100.000 euros.

Fuentes financieras consultadas por este periódico han precisado que esta es la única orden que a día de hoy tienen los bancos desde la UE respecto a sus clientes rusos debido al conflicto. “El problema es que estas directrices han llegado muy deprisa y a veces cuesta ordenarse, por lo que puede que algunas entidades, ante cualquier duda y de manera preventiva, hayan impuesto estas restricciones”, exponen.

Respuesta de Unicaja

Este periódico se ha dirigido a la central de Unicaja Banco en Andalucía, que ha respondido afirmando que esta entidad, “al igual que el resto de bancos españoles y europeos, están adoptando medidas para cumplir la normativa de la Unión Europea derivada de adopción de acuerdos ante la guerra de Ucrania. En este sentido, la entidad ha determinado un procedimiento extraordinario que implementa de tal forma que no interfiera en el normal desarrollo de la operatoria de los clientes”.

“Junto a ello -añade-, hay que tener en cuenta el esfuerzo que están haciendo las entidades financieras en medidas para facilitar la apertura de cuentas bancarias a colectivos en situación de vulnerabilidad, como son los refugiados ucranianos”.

Señalados

La asociación Almería po-Russki ha denunciado también que ciudadanos rusos que viven en Almería se sienten señalados y como “apestados” por una parte de la población, a pesar de que, como dicen, no tienen “nada que ver” e incluso se declaran en contra del conflicto. La organización ha alertado de que también se están produciendo casos de acoso a escolares hijos de rusos en los colegios e institutos de Almería, y de momento también se ha denunciado ante la Guardia Civil la agresión y las amenazas sufridas por una joven rusa en Roquetas de Mar, tras ser abordada por un joven ucraniano.

(La Voz de Almería)

Comentarios Facebook