En su más reciente entrega de «Tubazos», el periodista venezolano Eligio Rojas abordó los vínculos entre los líderes negativos de la banda criminal «Tren del Llano», emplazada en el estado Guárico, y otros criminales que, aún estando internos en centros penitenciarios, continúan con actividades ilegales. 

En este sentido, Rojas apuntó al centro penitenciario José Antonio Anzoátegui -conocido como cárcel de Puente Ayala-, ubicado en el estado Anzoátegui, colindante con Guárico. Desde allí, dijo, se estarían organizando las extorsiones o cobro de vacunas a los agroproductores seleccionados por los miembros del «Tren del Llano». 

«Originalmente, desde  allí se hacían las llamadas telefónicas contra las potenciales víctimas (…) ellos [los reclusos] tienen bastante tiempo para investigar cuáles son las víctimas a las cuales ellos le van a tocar la puerta», fustigó el periodista. «Una vez investigada la víctima y su potencial económico -continuó- le hacían una llamada desde la cárcel de Puente Ayala. Ya, en los últimos tiempos, como lo hemos venido diciendo, estos delincuentes envían videos a las víctimas, diciéndoles que se comuniquen con cual o tal persona», es decir, con su extorsionador o el intermediario. 

Extraoficialmente, Rojas señaló una fiesta de 15 años que presuntamente se habría celebrado en Puente Ayala el año pasado, bajo la dirección de uno de los pranes allí recluidos, Junior Yeguez. Las imágenes mostradas en este capítulo de «Tubazos» fueron ampliamente difundidas en su momento en las redes sociales, y hablan de la capacidad de acción que tendrían estos criminales aún estando privados de libertad. 

La cárcel de Puente Ayala tiene 2.033 privados de libertad actualmente (cifra aproximada), según datos oficiales del sistema penitenciario venezolano. 

Según la información recabada por Rojas, dos mujeres serían las que ingresan al penal el dinero resultante de las extorsiones ejecutadas por los integrantes del «Tren del Llano» en Guárico, reportan las investigaciones de los organismos de inteligencia. Una de las mujeres está identificada como Rosmary Noraly Carrasquel Figuera; la otra no ha sido plenamente identificada sino por su nombre de pila, Johana. Un recluso, identificado como Cristian Alexander Motabán Flores, sería el receptor del mismo. 

El Cuerpo de Investigaciones Científicas, Penales y Criminalísticas (Cicpc) publicó un listado de 10 de los integrantes del «Tren del Llano», que fueron difundidas con el objeto de obtener información para la captura de los delincuentes plenamente identificados. 

¿El «Tren del Llano» está acorralado por las fuerzas de seguridad?

El pasado viernes 8 de abril, integrantes del «Tren del Llano» asesinaron a un trabajador de una finca. La víctima fue identificada como Jhony Rafael Fajardo, de 28 años de edad. 

Según lo relatado por Rojas, los criminales irrumpieron en la finca, apartaron a mujeres y niñas a una habitación y sometieron al hoy occiso; lo llevaron a un recinto dentro de la finca donde lo balearon con varias armas, lo que le causó la muerte en el lugar. 

«Con este hecho ya los sujetos están pasando a otro modo de violencia», apuntó el periodista, al tiempo que contextualizó las actividades de la banda criminal en Guárico y recalcó que, hasta ahora, se les había vinculado con extorsiones y eventualmente con el tráfico de drogas, más no con este tipo de asesinatos. 

Las acciones recientes del «Tren del Llano» se presumen como una respuesta a los fuertes operativos policiales y militares que han abatido algunos de sus integrantes y a otros los tienen bajo arresto. La banda, afirmó Rojas, desarrolló la conducta típica de este tipo de organizaciones criminales cuando se ven acorralados por las fuerzas de seguridad. 

 

Cobro de vacuna en dólares a los privados de libertad: Esto está pasando en El Rodeo II

El el sistema penal venezolano, los servicios que reciben los privados de libertad como el ingreso de comida o medicinas por parte de algún familiar así como la visita conyugal, están exentos de pagos. Estos son beneficios garantizados por el ministerio de Servicios Penitenciarios y reposan en la ley. No obstante, denuncias recibidas por parte del periodista Eligio Rojas, reflejan que estas ordenanzas estarían siendo tergiversadas. 

En el Internado Judicial El Rodeo II, ubicado en Araira estado Miranda, la visita conyugal de 1 hora estaría siendo cobrada en 20$. Este dato fue proporcionado a Eligio Rojas por un recluso del mencionado centro penitenciario, quien también envió los datos del pago móvil al que deben abonar el equivalente de la suma en dólares cada vez que van a acceder al beneficio que, como ya se mencionó, debería estar garantizado sin ningún cobro. 

Al investigar lo datos bancarios presentados como evidencia por parte del recluso, Rojas encontró que la cédula vinculada al pago móvil pertenece a una mujer residenciada en Guarenas, localidad cercana al establecimiento carcelario. Para resguardar la seguridad de las personas involucradas, Rojas omitió el nombre del recluso denunciante y de la mujer vinculada a la cuenta bancaria, así como su fotografía. 

«Estamos hablando de uno solo de los beneficios susceptibles a ser cobrados por este tipo de mafias», fustigó Rojas, quien relató que hace 2 años, durante una visita a la Zona 7 de la Policía Nacional Bolivariana, en Boleíta, Caracas, presenció cómo los familiares de los allí retenidos preparaban el dinero antes de ingresar alguna bolsa con comida, a manera de pago bajo la misma lógica mafiosa de los responsables del centro de seguridad. 

Rojas reflexionó sobre la dificultad que representa tanto para familiares como para reclusos hacer públicas estas denuncias, así como presentar evidencia de ellas. 

 

Intentos de saqueos en El Callao, Bolívar, son organizados por lo malandros de «El Perú»

Recientemente, la Guardia Nacional Bolivariana (GNB) abatió a tres integrantes de la banda «El Perú», que se dedica principalmente a ofrecer «seguridad» a algunos grupos que ilegalmente explotan las minas en el estado Bolívar, específicamente en El Callao. Se ha conocido que esta organización criminal concentra armas cortas, largas y artefactos explosivos.  

Comerciantes y productores locales son azotados por esta banda, que al igual que el «Tren del Llano» desarrolló el cobro de vacunas como modus operandi. 

En respuesta a la detención que realizara la GNB, la banda «El Perú» intentó provocar una serie de saqueos en El Callao, según fuentes anónimas de Eligio Rojas. «Hay una intención de la banda de «El Perú» de responder a los operativos que ejecuta la GNB en esa región», dijo. 

Esta organización criminal tiene una red de inteligencia que construyen escenarios que no se corresponden con la realidad, reflexionó Rojas, y se refirió a un video difundido en redes sociales en que los delincuentes se presentan como «revolucionarios» y en el que acusan a otro grupo criminal de estar aliados con organismos de seguridad. 

 

Ola de robos en el Metro de Caracas: Manos de seda dejan a cualquiera sin celular de una estación a otra

Los organismos de seguridad han intensificado sus operaciones dentro del sistema Metro de Caracas, donde se ha hecho común la presencia de «carteristas» que despojan a los usuarios de las pertenencias que llevan en los bolsillos o bolsos, ya sean celulares, monederos y prendas de valor. 

La técnica llamada «manos de seda» consiste en que la víctima no se da cuenta de que ha sido robado hasta que llega a su casa, entre la afluencia de gente en los vagones y la agilidad de los delincuentes para quitar los bienes. Estas personas afectadas, por lo general, no ponen la denuncia. 

Las autoridades han respondido a lo que los usuarios comentan cada vez con más vehemencia en las redes sociales: la presencia de grupos delincuenciales en el sistema de transporte más utilizado en la Capital y que conecta a ciudades aledañas como Los Teques y Los Valles del Tuy. 

El Cicpc informó recientemente la captura de tres hombres y una mujer, integrantes de una organización criminal denominada «Los telefoneros de Capitolio». Los cuatro criminales, plenamente identificados, utilizaban la técnica «manos de seda» para despojar a los usuarios de sus pertenencias y al desalojar el vagón, cambiaban su vestimenta para evitar ser detectados. 

Por investigaciones propias, aludió Eligio Rojas, se conoció que hay trabajadores del sistema Metro de Caracas que estarían prestando colaboración a este tipo de organizaciones delincuenciales. En este sentido, Rojas dijo que estarían utilizando las cámaras del sistema, por ejemplo, para identificar víctimas potenciales. 

Sobre los detenidos de «Los telefoneros de Capitolio», todos alrededor de los 30 años, se conoció oficialmente que todos se encuentran solicitados por las autoridades. 

 

(LaIguana.TV)

 

 

Comentarios Facebook