La NASA ha detectado un gigantesco cometa helado, cuyo núcleo mide 129 kilómetros de ancho, que se dirige hacia el interior del sistema solar.

El cometa, bautizado como Comet C/2014 UN271 Bernardinelli-Bernstein, se mueve a unos 35.500 kilómetros por hora desde el borde del sistema solar hacia su centro.

Según la NASA, el enorme cometa tiene «el núcleo 50 veces más grande que el corazón de la mayoría de los cometas conocidos». También tiene una masa de alrededor de 500 billones de toneladas, 100.000 veces mayor que la de un cometa típico.

Pero, ¿representa un peligro para la humanidad?

La NASA afirma que no hay nada de qué preocuparse: si bien se aproximará a la Tierra en 2031, pasará a 1.600 millones de kilómetros del Sol. Una distancia mayor de la que hay entre nuestro planeta y Saturno.

«Es un objeto increíble, dado lo activo que es aun cuando todavía está tan lejos del Sol. Suponíamos que podría ser bastante grande, pero necesitábamos más datos para confirmarlo», explicó el astrofísico Man-To Hui, de la Universidad de Ciencia y Tecnología de Macao, en un comunicado citado por la NASA.

(Sputnik)

Comentarios Facebook