El presidente de Rusia, Vladímir Putin, aseguró en una conversación telefónica con su homólogo turco, Recep Tayyip Erdogan, que actualmente no hay hostilidades en la ciudad ucraniana de Mariúpol, informó el servicio de prensa del Kremlin.

«Sobre la situación en Mariúpol, planteada por Recep Tayyip Erdogan, el presidente de Rusia destacó que la ciudad fue liberada y que no hay combates allí», dice el comunicado.

Además, Putin afirmó a su homólogo turco que las autoridades de Kiev deben «asumir la responsabilidad política» y ordenar a las Fuerzas Armadas y a los batallones nacionalistas bloqueados en la planta siderúrgica Azovstal que depongan las armas.

El mandatario ruso subrayó que a los prisioneros de guerra les «garantiza la vida, la ayuda médica y el tratamiento en conformidad con las normas del derecho internacional».

La nota agrega que el líder ruso también informó a Erdogan sobre el proceso de negociación entre Moscú y Kiev.

Este 26 de abril, los líderes de Rusia y Turquía mantuvieron su quinta conversación telefónica desde el inicio de la operación rusa en Ucrania.

Putin anunció el pasado 24 de febrero el lanzamiento de una «operación militar especial» en Ucrania alegando que las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk, previamente reconocidas por Moscú como Estados soberanos, necesitan ayuda frente al «genocidio» por parte de Kiev.

Uno de los objetivos fundamentales de esa operación, según Putin, es «la desmilitarización y la desnazificación» de Ucrania.

Según el Ministerio de Defensa ruso, los ataques militares no están dirigidos contra instalaciones civiles, sino que buscan inutilizar la infraestructura bélica.

(Sputnik)

Comentarios Facebook