El Gobierno argentino declaró clandestinas a una empresa israelí y a una británica por impulsar sin autorización un proyecto de explotación petrolera en la Cuenca de Malvinas Norte, parte de la plataforma continental argentina. La firma británica se retiró tras la sanción pero la israelí insistió y fue inhabilitada por 20 años.

El Gobierno argentino sancionó a las empresas Navitas Petroleum LP, con sede en Israel, y Harbour Energy PLC, con sede en el Reino Unido, por llevar adelante el proyecto de exploración y explotación de petróleo ‘Sea Lion’ en la Cuenca de Malvinas Norte, enclavada en la plataforma continental argentina.

La denuncia e inhabilitación se enmarca en el «otorgamiento de licencia ilícita de las autoridades ilegítimas de las Islas Malvinas», informa el dictamen emitido por el secretario de Malvinas, Antártida y Atlántico Sur, Guillermo Carmona, y el secretario de Energía, Darío Martínez.

Las empresas —tanto la israelí como la británica—, fueron declaradas clandestinas por las autoridades argentinas en función de la aplicación de la ley 26.659, que establece las condiciones para la exploración y explotación de hidrocarburos en la plataforma continental argentina, entre las cuales se encuentra la obligatoriedad de obtener permisos previos a la realización de dichas actividades.

La ley 26.659, «prohíbe, a su vez, contratar o efectuar transacciones, actos de comercio, operaciones económicas, financieras, logísticas, técnicas, de consultoría o asesoría, con terceros, en beneficio del desarrollo de las referidas actividades hidrocarburíferas que no cuenten con la habilitación pertinente».

Luego de la tramitación del proceso administrativo judicial, Argentina intimó a las empresas que operan en la zona de influencia de las Islas Malvinas, Georgias del Sur y Sándwich del Sur y los espacios marítimos circundantes, a renunciar a las actividades referidas.

La empresa británica Harbour Energy finalmente se retiró del proyecto pero la israelí Navitas Petroleum decidió continuar con la exploración y explotación de hidrocarburos en la zona. Por ese motivo, fue declarada clandestina e inhabilitada por 20 años para desarrollar proyectos en territorio argentino, de acuerdo a la legislación del país sudamericano.

(Sputnik)

Comentarios Facebook