Dinamarca ha decidido suspender su programa de vacunación contra la COVID-19, comunicó este martes la Autoridad Sanitaria danesa, convirtiéndose así en el primer país del mundo en adoptar esta medida.

El organismo indicó que actualmente la cantidad de personas inoculadas en Dinamarca es alta y la situación epidémica es favorable, así que por ahora se puede suspender el programa de vacunación. «Ha llegado la primavera y tenemos bien controlada la epidemia, que parece estar en retroceso. Las tasas de hospitalización son estables y también esperamos que bajen pronto», afirmó Bolette Soborg, directora de enfermedades infecciosas de la Autoridad Sanitaria.

Así, a partir del 15 de mayo no se invitará a la gente a vacunarse contra el coronavirus, si bien todos podrán completar el programa de vacunación.

«Todavía pueden vacunarse en primavera y verano, y seguimos recomendando la vacunación a las personas con un riesgo especialmente alto de padecer un cuadro grave de la enfermedad», aseveró Soborg. Asimismo, el organismo recomienda recibir la cuarta dosis de la vacuna a los ciudadanos «con un sistema inmunológico muy debilitado», incluidos pacientes con cáncer que se someten a quimioterapia o personas con múltiples enfermedades graves.

La Autoridad Sanitaria danesa precisó que el programa de vacunación podría ser reanudado en otoño. «Esperamos un aumento recurrente de la incidencia cuando pasamos del otoño al invierno», explicaron.

Según datos del organismo, en Dinamarca se han inoculado más de 4,8 millones de ciudadanos, de los cuales más de 3,6 millones han recibido la dosis de refuerzo.

(RT)

Comentarios Facebook