La noche de este viernes, el presidente cubano, Miguel Díaz-Canel, ofreció un balance de la situación derivada de la explosión en el Hotel Saratoga en La Habana, que de acuerdo a cifras preliminares, ha dejado un saldo superior a las 20 personas fallecidas, entre ellas, un menor de edad y una mujer embarazada, así como 50 adultos y 14 menores hospitalizados.

Según se reseña en la cuenta oficial de la Presidencia de Cuba en Twitter, de momento las autoridades se están concentrando «en la atención a las personas, a los familiares de los fallecidos y también de quienes se encuentran hospitalizados», sin menoscabo del respaldo a otras afectaciones.

A este respecto, Díaz-Canel puntualizó que las familias cuyas viviendas resultaron dañadas por el impacto de la onda explosiva o los escombros han sido trasladadas a lugares seguros, mientras se rehabilitan los inmuebles.

Indicó, asimismo, que los niños que cursan estudios en la escuela primaria que recibió daños por la explosión serán reubicados en otras instituciones educativas cercanas y podrán acudir normalmente a clases el venidero lunes 9 de mayo.

La explosión en el Hotel Saratoga, ubicado al centro de la capital cubana, se produjo cerca del mediodía (hora local) y de acuerdo con las primeras indagaciones, fue ocasionada por una fuga de gas licuado.

(LaIguana.TV) 

Comentarios Facebook